Skip to content

17 de octubre: Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

En 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció esta fecha, con el objetivo de "poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo".

17 de octubre: Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

17 de octubre: Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

El 17 de octubre es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza proclamado por las Naciones Unidas (ONU) en 1992. El reto de la unidad internacional es lograr su primer objetivo de desarrollo sostenible: “poner fin a la pobreza en todas sus formas y en todo el mundo”.

La Asamblea General de las Naciones Unidas fijó oficialmente esta fecha en su Resolución 47/196 del 22 de diciembre de 1992. El año 2020, a su vez, marca el 32º aniversario del llamamiento a la acción del Padre Joseph Wresinski, que inspiró la celebración del 17 de octubre como Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza Extrema y que conduciría cinco años más tarde al reconocimiento de este día por las Naciones Unidas como Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

El 25 de septiembre de 2015, como parte de su Agenda 2030, las Naciones Unidas propusieron una serie de medidas para erradicar la pobreza a nivel mundial para ese año. Sin embargo, después de algunos años positivos, la pandemia de coronavirus provocará un aumento alarmante del número de personas que viven en la pobreza, en particular en la pobreza grave. Se estima que el número de personas aumentará en 150 millones para 2021, a partir de 734 millones en 2015, lo que ya representa el 10% de la población mundial.

Una de cada diez personas en las regiones en desarrollo vive con menos de 1,90 dólares al día, que es la línea de pobreza internacional. Y según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), muchos no tienen acceso a alimentos, agua limpia y saneamiento adecuado. El Indec informó recientemente que el 40,9% de la población de nuestro país es pobre.

En un mundo caracterizado por un nivel de desarrollo económico, medios tecnológicos y recursos financieros sin precedentes, resulta chocante que millones de personas vivan en la pobreza extrema. A este respecto, es esencial avanzar hacia una política mundial que tenga por objeto lograr la justicia social.