Skip to content

A partir de hoy, el precio del pan aumenta por lo menos un 10%

Debido al aumento de los diferentes insumos, en particular de la harina, la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA) advirtió sobre el incremento.

A partir de hoy, el precio del pan aumenta por lo menos un 10%

A partir de hoy, el precio del pan aumenta por lo menos un 10%

Debido al aumento de varios insumos, especialmente la harina, la Federación Argentina de Panadería y Afines (FAIPA) advirtió sobre el aumento del 10% en el pan. Así, las panaderías de todo el país decidieron aumentar el precio por kilo a partir de mañana, en cuanto a “especialidades” como facturas, croissants, pasteles y otros ejemplos.

Según el borrador del comunicado de prensa y la carta que el sector enviará al Ministerio de Desarrollo Productivo, los productores y comercializadores de pan afirman: “Los integrantes de la Comisión de Política de la FAIPA, la Asociación Argentina de la Industria del Pan y Afines, se dirigen a las autoridades con la presente carta para tomar nota de la grave situación que estamos enfrentando en el sector debido al aumento indiscriminado del precio de los insumos”.

“En los últimos meses, y más aún en los últimos días, se ha producido un aumento sistemático de los diversos insumos que constituyen nuestra materia prima para la fabricación y venta de nuestros productos, a saber, harina, margarinas, grasas, etc. Ante esta situación, en la que parece no haber un techo para los aumentos, pedimos urgentemente la intervención de la autoridad de aplicación de la ley para controlar y regular a quienes influyen en los precios y perjudican al sector que representamos y, por lo tanto, al consumidor”, dice.

De esta manera “los aumentos no tienen razón de ser”, califica la FAIPA, en una alusión indirecta al sector de la molienda. “Otro problema tan preocupante como el anterior es la creciente clandestinidad que estamos viendo en nuestro sector. Empresas que producen pan y derivados sin ningún tipo de control, con personal no registrado, sin control de la trazabilidad de los alimentos que producen, y por lo tanto la calidad y la salud de los mismos es dudosa o desconocida”, añaden.

“Operan al margen de las regulaciones nacionales, provinciales y municipales, lo que les permite vender sus productos a precios inverosímiles, causando un enorme daño a quienes pagamos impuestos y cumplimos con la ley”, continúa el texto, que finalmente dice: “Exigimos la intervención de la persona encargada de controlar estas actividades secretas, que ponen en peligro al sector y a la población en general”.