Skip to content

Advierten que unas 350.000 tiendas cerrarán de nuevo en el AMBA

Según Fedecámaras, hasta 100.000 podrían hacerlo. En la ciudad, Fecoba advirtió del cierre de 18.000 tiendas en Buenos Aires.

Advierten que unas 350.000 tiendas cerrarán de nuevo en el AMBA

Advierten que unas 350.000 tiendas cerrarán de nuevo en el AMBA

En un comunicado, la Federación de Cámaras y Centros Comerciales de la Argentina (Fedecámaras) advirtió que el endurecimiento de la cuarentena provocará el cierre de unos 350.000 comercios del área del Gran Buenos Aires (AMBA), al menos de forma temporal, y que 100.000 podrían hacerlo de forma permanente.

“Este es el golpe de gracia para la actividad comercial”, advirtió Rubén Manusovich, el director de la entidad. “Es un error cerrar las tiendas del barrio y de las avenidas y galerías; debe haber un camino intermedio, un protocolo estricto, medir la temperatura, exigir la boquilla, restringir a la gente en las puertas del local, pero no cerrar la actividad, advirtió.

Contrariamente al argumento de “reducir la circulación”, Manusovich añadió que el comercio local evita el hacinamiento en hipermercados y cadenas de tiendas. “Hay una situación de miedo y desesperación, muchos comerciantes que pudieron comprar mercancías y ahora no pueden venderlas se derretirán”, explicó.

“Respetamos a los epidemiólogos, pero ellos no pueden manejar la economía del país, el sector productivo y comercial de las PYMES, deben ser escuchados, no ser sólo espectadores de este colapso general, nos dicen que es cuarentena o muerte, pero lo que nos mata es la cuarentena”, subrayó Manusovich.

CABA

El gobierno de Buenos Aires, por su parte, determinará entre el lunes y el martes el alcance de las disposiciones para facilitar el retorno a la “primera fase” de las medidas de “aislamiento, prevención y compromiso social”, que tienen por objeto restringir las actividades comerciales que se permitieron a lo largo de las ampliaciones de la cuarentena, pero que ahora deben volver a cerrarse.

De esta manera, el Ministerio de Desarrollo Económico de la ciudad recordó que “a partir del miércoles 1 de julio a medianoche, sólo continuarán funcionando los negocios esenciales, es decir, los aprobados en el primer decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio del 20 de marzo; y también los bancos”, aunque también aclaró que “las modalidades de entrega y retirada de alimentos en los establecimientos de restauración continuarán mitigando el impacto en algunos negocios”.

Con las sucesivas transiciones a las fases dos y tres, muchas empresas reanudaron sus operaciones, aunque a escala limitada. Sin embargo, la asociación comercial de Buenos Aires (Fecoba) señaló que 18.000 tiendas ya están cerradas permanentemente. Además, asumió que con el regreso a la “primera fase” otras 10.000 tiendas también cerrarían permanentemente.

Al definir el alcance de las medidas para que algunas actividades puedan mantenerse mínimamente activas, el Ministerio de Desarrollo Económico de la ciudad declaró que “el gobierno nacional prestará apoyo para acompañar a los comerciantes en esta situación y se complementará con las medidas adoptadas por la ciudad, que se presentarán en detalle en los próximos días”.

Por último, Fedecámaras envió al Presidente de la República, al Gabinete y a la Cámara de Diputados y al Senado un “plan de rescate” para los comerciantes y los empresarios de las PYMES mediante la creación de un “ingreso productivo de emergencia”, además de los préstamos anunciados como consecuencia del coronavirus. “De lo contrario, en julio desaparecerán más de 100.000 pequeñas empresas y negocios, y sin poder trabajar, no podrán pagar el alquiler, los honorarios, los salarios y menos aún las primas”, advirtió Manusovich.