Skip to content

Aplicación de la compensación para los pequeños y medianos productores de soja

Se trata de un mecanismo de segmentación al que se asignará una cantidad de hasta 11.550 millones de pesos.

Aplicación de la compensación para los pequeños y medianos productores de soja

Aplicación de la compensación para los pequeños y medianos productores de soja

El Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, anunció la implementación del sistema de segmentación y compensación de las retenciones para los pequeños y medianos productores de soja. Se asignará una cantidad de hasta 11.550 millones de pesos, que se hará oficial este miércoles cuando se publique la medida en el Diario Oficial.

“Cumplimos con la palabra prometida por el presidente Alberto Fernández y creamos un modelo de compensación para los pequeños y medianos productores”, dijo Basterra al anunciar la medida en una reunión a la que asistieron dirigentes de la Federación Agraria Argentina (FAA), cooperativas agrícolas y funcionarios provinciales.

También dijo que “se ha diseñado un mecanismo que nos permite avanzar en un proceso de redistribución en estos sistemas productivos más pequeños” y añadió que “el 40% del total de los productores recibirán una compensación en un modelo de justicia social territorial”.

“Agradecemos la invaluable colaboración del Ministerio de Economía de la Nación, en la persona del Ministro Martín Guzmán y su equipo, para que este programa tenga un modelo de aplicación transparente, justo y certificado”, continuó Basterra al informar sobre la medida, que beneficiará a más de 40.000 productores en diversas partes del país.

La resolución firmada por Basterra incluye a los productores de soja que no han cobrado más de 20 millones de pesos en 2019 y que han declarado hasta 400 hectáreas para el cultivo de semillas oleaginosas antes del 31 de julio.

Para el cálculo de la indemnización correspondiente a cada productor beneficiario se han definido dos regiones con cuatro estratos de la escala de producción, que comprenden por un lado las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba y por el otro los distritos restantes. Cada beneficiario será compensado por las ventas de soja realizadas entre el 1º de febrero y el 31 de diciembre de 2020. En el caso de las provincias del primer grupo, el límite es de hasta 2,9 toneladas de soja por hectárea declarada, y de hasta 2,5 toneladas en las demás provincias del país.

“El monto en pesos que cada beneficiario del programa debe recibir se determina multiplicando las toneladas de soja vendidas en cada Establecimiento Primario de Granos en el que actúa como vendedor por los siguientes montos dependiendo del número de hectáreas y su área de producción”, dijo la cartera agrícola.

Para un productor de hasta 100 hectáreas en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, esto corresponde a una cantidad de 1.543 pesos por tonelada, mientras que para un productor no europeo se proporciona una cantidad de 2.205 pesos para compensar las diferencias en los costos de logística. La indemnización correspondiente se deposita en el Código Único Bancario (CBU), que es declarado por los productores a la AFIP, con dos esquemas de pago diferentes según el momento en que se realiza la venta de su producción.

Por otra parte, para las ventas realizadas hasta el 30 de septiembre de 2020, el 50% se pagará en dos plazos en noviembre de este año y la mitad restante en diciembre, mientras que las realizadas después del 30 de septiembre hasta el 31 de diciembre inclusive se pagarán en tres plazos en enero de 2021 (40%), febrero de 2021 (40%) y marzo de 2021 (20%).