Skip to content

Cientos de guatemaltecos incendiaron el Congreso pidiendo la renuncia del presidente

Después de la gran crisis agravada por el coronavirus, el país centroamericano aprobó el mayor presupuesto de la historia que no ayudará en nada a las necesidades del pueblo.

Cientos de guatemaltecos incendiaron el Congreso pidiendo la renuncia del presidente

Cientos de guatemaltecos incendiaron el Congreso pidiendo la renuncia del presidente

Cientos de guatemaltecos protestaron anoche e incendiaron la sede del Congreso para exigir la destitución del presidente del país, Alejandro Giammattei, tras la aprobación del presupuesto 2021, que será el más alto de la historia del país sin aumento de los cargos sociales, y que prevé un fuerte aumento de la deuda pública.

El día de las protestas, 37 prisioneros fueron trasladados a varios tribunales, y la Cruz Roja se ocupó de la salud de varias personas que estaban intoxicadas por las llamas que incendiaron el Palacio del Parlamento, según Andrés Lemus, portavoz de la organización. Además, 22 personas resultaron heridas en varios enfrentamientos con la policía civil nacional.

Con varias banderas azules y blancas del país y otras con lemas como “No más corrupción”, “Giammattei fuera” y “Te has metido con la generación equivocada”, los manifestantes llenaron la plaza central frente al antiguo palacio de gobierno de la capital.

Este descontento estalló ante la incapacidad del gobierno para hacer frente a la pandemia del coronavirus, debido a la gran opacidad de los recursos, la creación de un súper ministro, para el que se nombró a un joven cercano al gobernante, y el presupuesto para el próximo año. El Congreso

, compuesto principalmente por el partido gobernante y partidos afines, aprobó un presupuesto de casi 12.800 millones de dólares, un 25% más que este año. Estos fondos se destinan a la infraestructura con el sector privado y no prevén aumentos en los sectores de la salud o la educación o en las zonas de lucha contra la pobreza y la malnutrición infantil.

De los casi 17 millones de habitantes de Guatemala, el 59,3% vive en la pobreza, y casi el 50% de los niños menores de cinco años están afectados por la malnutrición.