Skip to content

Después de que su salud estuvo en peligro, un león marino recuperado fue devuelto al mar

El trabajo fue realizado por la Fundación Mundo Marino, que salvó al animal rescatado a orillas del Río de La Plata en Quilmes.

Después de que su salud estuvo en peligro, un león marino recuperado fue devuelto al mar

Después de que su salud estuvo en peligro, un león marino recuperado fue devuelto al mar

Un lobo marino fue liberado de nuevo al mar en las playas de San Clemente en la mañana de este jueves 8 de octubre, después de ser rescatado a orillas del Río de La Plata en Quilmes y pasar un mes en la Fundación Mundo Marino para su rehabilitación.

El animal, perteneciente a la especie sudamericana Dos Pelos, fue rescatado el 8 de septiembre por el equipo de natación de rescate de la Defensa Civil de la municipalidad de Quilmes: “El lobo rescatado en Quilmes fue ingresado con desnutrición moderada y anemia. En estos casos se hidratan primero con agua y luego con una fórmula líquida de pescado licuado que contiene vitaminas y minerales que les ayudan a recuperar su peso normal”, reveló Ignacio Peña, veterinario de la Fundación Mundo Marino.

Desde entonces, la Red de Rescate de Fauna Marina del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) organizó su traslado a las instalaciones de la Fundación Mundo Marino, donde se le ayudó a recuperar su salud, que era más grave de lo que habían imaginado, ya que se encontró una lesión interna en su ojo izquierdo.

“Con el fin de excluir una lesión corneal externa, hemos realizado una prueba de fluoresceína, un reactivo que hemos introducido en el globo ocular, que nos permite determinar si tiene algún tipo de úlcera corneal. Afortunadamente, no fue así”, añadió Peña.

Una de las dudas de los biólogos y especialistas fue el motivo por el cual el animal llegó a Quilmes, un arroyo de agua dulce: “No es en absoluto atípico que estos animales jóvenes aparezcan en estas zonas. Como no son adultos, no tienen obligación de reproducirse y su principal actividad es la búsqueda de comida. Eligen las aguas de la bahía de Samborombón por la gran variedad de alimentos disponibles. Por lo tanto, pueden ocurrir en estuarios internos o en cursos fluviales, como ocurrió hace unos meses en el río Gualeguaychú”, explicó Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y director del Centro de Rescate de la Fundación.