Skip to content

El juicio de Chocobar: la madre del ladrón asesinado pidió una “sanción adecuada”…

Reiniciaron las rondas de audiencias por el asesinato de Juan Pablo Kukoc en manos del policía y la denuncia pedía que la Justicia fuera ejemplar con la sentencia final.

El juicio de Chocobar: la madre del ladrón asesinado pidió una

El juicio de Chocobar: la madre del ladrón asesinado pidió una "sanción adecuada"...

Han pasado tres años desde el día en que Luis Chocobar protagonizó un episodio en el barrio de La Boca en el que la muerte de Juan Pablo Kukoc se produjo en condiciones confusas, pero el juicio por el dinero sigue en marcha y esta mañana le tocó el turno a Ivonne Kukoc, la madre del joven asaltante.

La audiencia comenzó después de las 11:00 a.m. de este miércoles en el Tribunal Oral de Menores 2, compuesto por los jueces Fernando Pisano, Jorge Apolo y Adolfo Calvete. Después de la audiencia, Pablo Rovatti habló con Noticias Argentinas, subrayando que era una “declaración dura” y pidiendo una “sanción apropiada”.

“Fue interrogado sobre cuestiones relacionadas con el otro menor acusado. Pero nosotros, los abogados que la representaban, le dijimos que le dijera quién era Juan Pablo y lo que básicamente esperaba de este juicio”, señaló el abogado. En cuanto a la opinión de la mujer con la sentencia contra Chocobar, dijo

“Dijo que esperaba que se hiciera justicia, que confiaba en el criterio del tribunal y que el agente de policía de Chocobar tenía hoy la oportunidad de ser llevado a juicio, oportunidad que su hijo no tuvo porque lo mataron a la espalda y pudo escapar sin que ello supusiera un riesgo o peligro para nadie”, añadió.

El oficial de policía acusado hizo una declaración el miércoles pasado, diciendo que estaba cumpliendo con su “deber” y con las “reglas para el entrenamiento de tiro”. Chocobar llegó a este tribunal acusado de los delitos de “homicidio grave más allá del cumplimiento del deber”, mientras que en la demanda se le acusa de “homicidio grave”.

El caso Chocobar

El 8 de diciembre de 2017, el fotógrafo estadounidense Frank Wolek caminaba por el barrio de La Boca cuando fue interceptado a pocos metros de la calle Caminito por dos asaltantes que le habían robado su equipo. Uno de los criminales lo apuñaló una docena de veces, lo hirió gravemente y escapó a pie.

A pocas cuadras de distancia, Juan Pablo Kukoc fue interceptado por dos transeúntes que habían visto el ataque y por Chocobar, que era un policía local de Avellaneda en ese momento. En ese momento se identificó, le pidió que se acostara en el suelo, y ante la resistencia y el intento de escapar, disparó un tiro que, según dijo, rebotó en el suelo y golpeó al ladrón, resultando muerto.