Skip to content

“Evo podría haber sido asesinado si Alberto y López Obrador no hubieran intervenido”

Felipe Solá celebró la victoria en las elecciones bolivianas de Luis Arce, destacó que este país "hizo justicia recordando la excelente gestión de Morales" y denunció las amenazas de muerte.

"Evo podría haber sido asesinado si Alberto y López Obrador no hubieran intervenido"

Después de que la noticia de la nueva victoria del MAS en Bolivia provocara una serie de comentarios y alegría en el gobierno nacional, éste reconoció el retorno de la democracia en este país después del gobierno de Jeanine Áñez. Entre los más célebres se encontraba Felipe Solá, quien también hizo una serie de denuncias, críticas y fuertes acusaciones.

“Evo Morales podría haber sido asesinado si Alberto Fernández y (Andrés Manuel) López Obrador no hubieran intervenido Argentina nunca ha reconocido a los golpistas que se transformaron en un gobierno de facto. Hace un año la decisión de los presidentes Alberto Fernández y Andrés Manuel López Obrador Evo les salvó la vida. No nos olvidemos de darle importancia”, dijo en la radio y en su cuenta de Twitter.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Cultura de la República Argentina señaló que “el gobierno de (Mauricio) Macri ha reconocido a las autoridades ilegítimas. Nosotros, en cambio, dejamos de reconocer a Jeanine Áñez en cuanto entramos en el gobierno”, y luego continuamos con dureza.

“No pudimos reconocer este gobierno de facto que predica el odio racista. No podríamos reconocer a un gobierno que ejerció la violencia racista, tal como se afirma en el informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, del pasado mes de agosto, en el que se denuncian las masacres de Sacaba y Senkata, la tortura, las detenciones, la persecución y el lenguaje incendiario y racista desde Áñez hacia abajo”.

“Sacamos a relucir este informe en el que encontramos que la Argentina tenía razón en el primer momento en que el gobierno registró que había habido violencia y un golpe de Estado”, añadió, y continuó: “Áñez se tomó el tiempo de su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas hace un mes para decir que había habido una interferencia argentina, entre otras cosas, por el odio a la moral que se vive aquí”.

En respuesta a lo que la ex presidenta chilena publicó en Twitter, Solá añadió: “Informe Bacheldt. Bolivia. Matanzas de Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto). Tortura. Lenguaje violento e incendiario del gobierno. Racismo. Añez usó su discurso anual a la ONU para denunciar a nuestro país por ser destacado públicamente. Fue un golpe de estado.