Skip to content

Héctor Larrea, una vida en la radio

Es una de las voces icónicas de los medios de comunicación. Es un protagonista y una referencia en el de los siglos XX y XXI. Hasta hoy, su vida nunca había sido contada.

Héctor Larrea, una vida en la radio

Héctor Larrea, una vida en la radio

“¿Escribiendo mi biografía? De ninguna manera, no puedo hacer eso. Estoy en otra, y además, me hace sentir tímido. Se lo dejé claro a mi amigo Martin Gimenez. Es el autor de este libro, y es bueno que lo sea. No puedo o no lo haré. La historia es mía, demasiado cercana: la de un chico de Bragado que ha encontrado la manera de transmitir un bonito sueño en la radio”. Con estas palabras, el protagonista de este libro concluye el prólogo que lleva su firma: “Héctor Larrea. Una vida en la radio”, publicado por Gourmet Musical. La radio es parte de la narrativa social, política, cultural y emocional de nuestro país. Esto también se aplica a Larrea.

Democracias, tragedias, humor, obras de radio, descubrimientos, alegrías, entretenimiento, sociedad, metas, piñas, canciones: todo sucedió en la radio. Larrea tenía 10 años cuando vio a su madre, una viuda, sonriendo de nuevo mientras escuchaba “El Relámpago” en El Mundo. Esta escena estaba tatuada en su cara: Comprendió el magnetismo de estas ondas invisibles y comenzó a imaginarse frente a un micrófono. No había estaciones de tren en su ciudad natal de Bragado, y esto lo empujó hacia las luces de la gran ciudad. Poco a poco, con carisma y compromiso, se abrió camino. Un día llegó la gran oportunidad: “Rapidísimo”, que marcó un antes y un después en la forma de combinar información y entretenimiento. Luego vinieron las producciones especiales, la televisión en horario de máxima audiencia, el cambio de canales. Transformación y esencia: este es Héctor Larrea. Un hombre del siglo XX que todavía habla con el siglo XXI. Un recuerdo vivo que, a pesar de la cuarentena, sigue interviniendo en la vida cotidiana de la cultura argentina al emitirse desde casa, a pesar de la cuarentena.

Los capítulos del libro están entrelazados e intercalados con testimonios de personalidades conocidas y diferentes. Como “mensajes del oyente” y “maestros de la música”, el autor convocó a diversas personalidades de la radio, la cultura y la música para que aportaran sus puntos de vista y opiniones: Fito Paéz, Graciela Borges, Abel Pintos, Mario Pergolini, Eduardo Sacheri, María O’Donnell, Felipe Pigna, Lalo Mir, Julieta Pink, Luis Pescetti, Soledad, Alejandro Dolina, Marcelo Tinelli, Santiago Dellmoro, Elisabeth Vernacci, Bobby Flores, Julia Mengolini, Pedro Saborido (entre otros) escriben sobre las huellas que Larrea dejó en su carrera. Largas conversaciones durante varios años entre un puente generacional construido por Martin y Héctor, desde el aire, en varias reuniones y varias llamadas telefónicas, que ayudaron a combatir la melancolía del domingo.

Material de archivo, notas periodísticas, libros e investigaciones anteriores, fotos de familia y entrevistas con su entorno personal y profesional completan la obra de 192 páginas. En el reverso de la portada, firmada por el periodista y escritor Carlos Ulanovsky, dice: “Desde su infancia, Héctor Larrea vivió una vida a la medida de la radio. Esta caja de madera, que para algunos no es más que un disparador de sonidos, fue su mundo de fantasía inicial, su camino pavimentado hacia la imaginación desde las sucias calles de Bragado. Desde niño, demostró que la radio es capaz de hacer feliz a la gente, entre otras cosas. Fue escuchado e imitado, y mientras tanto, Larrea creció y se dejó fecundar por diversas sensaciones culturales y sociales para convertirse en lo que es hoy, donde a veces parece ser un buen guardián de las palabras. Estaba en El Mundo, conducía por Continental, pero cuando este programa se escuchó como en una cadena, fue en Rivadavia desde 1973. Así que es genial que ahora esté en formato de libro. Y es perfecto que el Tutorial de bienvenida Larrea fue concebido y escrito por alguien que ama y respeta la radio tanto como Martín Giménez. No me sorprende que las estrategias de radio de Héctor Larrea hayan encontrado su camino en el libro. Esto le sucede a los que tienen tanto que enseñar, a los que, aunque sean humildes o estén distraídos, se niegan a aceptar su papel de maestros accidentales. El libro será una nueva forma de escucharlo. La lectura también será una forma de escuchar”, promete “Ula”, autora de numerosos libros sobre la historia de los medios de comunicación en Argentina. El libro está concebido como un programa de radio con una apertura escrita por la propia Larrea, que no pudo evitar armar una lista de reproducción para cerrar cada uno de los diez bloques.

Martín Giménez (1980), director artístico de Radio Nacional desde 2008, es el autor de esta biografía sonora, que es el resultado de la conexión diaria con Larrea, que desde hace más de una década vive en el