Skip to content

La AFIP reguló la extensión del plazo para adherirse a la moratoria

La agencia adaptó el reglamento para aplicar la prórroga hasta el 30 de noviembre.

La AFIP reguló la extensión del plazo para adherirse a la moratoria

La AFIP reguló la extensión del plazo para adherirse a la moratoria

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó la prórroga del plazo para el cumplimiento de la moratoria de 2020, prevista en el Decreto 833/2020. Mediante la Decisión General No 4850, publicada en el Boletín Oficial, el Organismo adaptó el reglamento para aplicar la prórroga hasta el 30 de noviembre. Así pues, el reglamento estipula que su plan expirará si los contribuyentes no han podido obtener su “certificado MiPyme” para esa fecha.

La prórroga del período de adhesión tiene por objeto garantizar que los contribuyentes puedan realizar los diversos procedimientos y trámites que les permitan adherirse al programa de liquidación de deudas. Por ejemplo, la Decisión General No 4850 facilita a los contribuyentes de las PYME la adhesión al plan.

Además, las normas establecen que los contribuyentes que posean un “certificado MiPyme” condicional tienen hasta el 30 de noviembre para completar el procedimiento y recibir los documentos finales. La posesión de este documento es una condición necesaria para acceder a las mejores condiciones en cuanto a los plazos de reembolso previstos para las PYME contribuyentes.

Las regulaciones establecen que su plan expirará si los contribuyentes no pueden obtener su “certificado de MySME” antes del 30 de noviembre. Sin embargo, los contribuyentes tienen 15 días hábiles administrativos para hacer los arreglos necesarios a través del servicio “Mis Instalaciones”. En este caso, el pago del primer plazo se transferirá antes del 16 de enero de 2021.

La moratoria de 2020 es uno de los diversos instrumentos desarrollados por el gobierno para proporcionar alivio a las familias, empresas, profesionales, PYMES, grandes empresas, contribuyentes individuales y organizaciones sin fines de lucro. A través de la ley de prórroga de la moratoria, el gobierno trató de mitigar los daños, preservar los empleos e iniciar el proceso de recuperación después de la crisis que profundizó la pandemia.

De esta manera, amplió el universo de contribuyentes beneficiarios y también consideró la posibilidad de regularizar la deuda contraída durante la pandemia de Covid 19 a través de la AFIP. Para ello, permite incluir las obligaciones fiscales, de seguridad social y aduaneras que vencen el 31 de julio.

Las principales características de la prórroga de la moratoria 2020:

  • Permite la inclusión de las deudas que venzan antes del 31 de julio de 2020.
  • El primer plazo vence el 16 de diciembre.
  • Dependiendo del tamaño de las empresas y los individuos que se adhieran, podrán liquidar sus deudas en hasta 96 o 120 plazos por obligaciones fiscales y aduaneras. Los plazos son de hasta 48 o 60 cuotas para compromisos equivalentes a los fondos de la seguridad social.
  • Cancelación parcial de intereses y fondos totales.
  • Tasa de interés fija del 2% mensual hasta mayo de 2021, con una tasa variable en pesos a partir del mes siguiente.
  • Condiciones para las empresas más grandes. Durante 24 meses no pueden pagar dividendos, realizar transacciones de valores para eludir las normas de la bolsa de valores ni tener acceso al mercado de divisas para efectuar pagos a empresas afiliadas.
  • Establece la obligación de un grupo de contribuyentes de repatriar los activos financieros situados en el extranjero en un plazo de 60 días a partir de la fecha de formalización de la adhesión.