Skip to content

La ciudad confirmó que comprará 300 tasers para la policía…

Esto fue confirmado por el Jefe de Gobierno Adjunto, Diego Santilli

La ciudad confirmó que comprará 300 tasers para la policía...

La ciudad confirmó que comprará 300 tasers para la policía...

Luego de la discusión en Palermo de varios oficiales de la policía criminal, Juan Pablo Roldán, sobre si se podría haber evitado o no, esta mañana el viceprimer ministro de Buenos Aires, Diego Santilli, confirmó que hoy se reactivará la licitación para la compra de 300 armas Taser por parte de la policía municipal.

“La policía debe estar equipada con las herramientas necesarias para llevar a cabo su trabajo con armas de baja letalidad, como una tonfa, un arma taser: Es necesario equiparlos, y ayer mismo se reanudó el proceso de licitación de las pistolas paralizantes, que se había suspendido durante la pandemia debido a la cuestión de las importaciones”, dijo Santilli.

El funcionario, que también está a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad de la ciudad, dijo que prefería que la policía “usara estos dispositivos en lugar de un arma de fuego”.

“Hay 300 tasers con toda la tecnología que necesitan: una cámara para ver toda la trazabilidad del trabajo, y por supuesto los oficiales tendrán una formación especial”, dijo.

Sin embargo, los organismos de derechos humanos rechazan el debate sobre estas armas porque las consideran “elementos de tortura”.

Desde el gobierno nacional, el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, aseguró ayer que el uso de la pistola paralizante dentro de las fuerzas de seguridad federales “no será investigado” y reiteró que tanto las provincias como la ciudad de Buenos Aires pueden decidir “autónomamente” sobre su implementación.

En tanto, fuentes del Ministerio de Seguridad dijeron a Télam que la nación “no está en contra del uso de la Taser” y aclararon que desde 2016 existe una decisión del Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires que autoriza a las fuerzas de seguridad de la ciudad a utilizar este tipo de armas, pero que por razones que desconocen “no han sido puestas en funcionamiento”.