Skip to content

La cuota fue renovada y hay una “línea virtual” para la compra de dólares por homebanking

Algunas instituciones financieras experimentan retrasos en la realización de las transacciones y piden a sus clientes que hagan cola o que vuelvan a intentarlo más tarde.

La cuota fue renovada y hay una

La cuota fue renovada y hay una "línea virtual" para la compra de dólares por homebanking

Después de varios días sin operar, los bancos reanudaron la venta de ahorros en dólares a través de su banca en casa y en aplicaciones móviles. Sin embargo, cuando se renovó la cuota mensual el 1º de octubre de este año, se registraron “cuellos de botella” en el monto de los ingresos durante las primeras horas de funcionamiento y hubo “filas virtuales” de compradores en línea.

Así que hay retrasos en las transacciones y en algunos casos se pide a los clientes que esperen o lo intenten de nuevo más tarde.

La última novedad en los nuevos controles de cambio es la prohibición de la compra de las 200 pesos para aquellos que reciben parte de su salario de la ATP. El 15 de septiembre el Presidente del Banco Central, Miguel Pesce, anunció nuevas restricciones a la compra de dólares. Esto significa que los ahorros en dólares son ahora deducibles de las ganancias con un 35% de recargo, y el límite de 200 pesos por mes incluiría las compras en dólares con tarjetas de crédito tanto en el extranjero como para servicios en moneda extranjera.

Las restricciones incluían a los beneficiarios de los planes sociales, las personas sin ingresos declarados y los cotitulares de cuentas que no tienen acceso a la compra de divisas. Del mismo modo, no se permite a quienes tengan planes de financiación en cuotas de préstamos personales, hipotecarios y de hipotecas, el saldo de la tarjeta de crédito de 12 meses o los préstamos hipotecarios UVA.

Esta nueva modalidad retrasó la actualización de los sistemas de venta en línea y detuvo las actividades de intercambio durante 12 días. Según los bancos, tuvieron que modificar el sistema para saber si sus clientes recibían algún tipo de beneficio o ayuda del Estado.