Skip to content

La Matanza: un panadero mató a un ladrón y los vecinos golpearon a un cómplice

Dos de los cuatro criminales que querían robar el camión del comerciante lograron escapar. Mientras tanto, uno murió y el otro fue arrestado.

La Matanza: un panadero mató a un ladrón y los vecinos golpearon a un cómplice

La Matanza: un panadero mató a un ladrón y los vecinos golpearon a un cómplice

Un comerciante disparó y mató a uno de los cuatro criminales que intentaron asaltarlo en La Matanza, mientras un grupo de vecinos golpeaba a otro de los atacantes.

El incidente ocurrió este sábado por la tarde entre las calles Yanzi y Pita en la ciudad de Rafael Castillo, al suroeste de Buenos Aires.

Según fuentes policiales y judiciales, fuentes de la agencia Télam dijeron que el panadero de 36 años estaba sentado en su camioneta estacionada junto a su hijo cuando cuatro delincuentes en un auto Chevrolet de color lo interceptaron para robarle.

Testigos del episodio, a su vez, informaron que el dueño de la tienda fue amenazado con armas por los criminales que trataron de quitarle la camisa, por lo que el hombre salió del camión y se peleó con uno de ellos. En medio de la pelea, el panadero tomó el arma del asaltante y disparó varios tiros, que alcanzaron a otro criminal, que cayó al suelo muerto.

En medio de esta situación, los otros dos ladrones escaparon de los disparos, mientras que el asaltante, que había estado trenzando con el dueño de la tienda, fue golpeado hasta la muerte por los residentes. Un video difundido en Twitter mostraba al criminal tirado en el suelo, siendo insultado y pateado antes de que la policía llegara y lo arrestara.

Según las fuentes, tanto el fallecido como el arrestado tenían 17 años y tenían antecedentes penales, al igual que los dos cómplices que lograron escapar. Los expertos advirtieron que había unos siete agujeros de bala en la furgoneta del panadero, y en el asiento trasero encontraron un revólver calibre 32 con el que el hombre se defendió del robo.

El episodio está siendo investigado por el fiscal Emilio Spatafora del Tribunal Penal Juvenil de la División Judicial de La Matanza, quien liberó al comerciante atacado porque creyó que actuaba en su propia defensa legítima.