Skip to content

Moroni, sobre el cuarto pago del IFE: “Está en discusión”

El Ministro de Trabajo confirmó que el Gobierno seguirá ayudando a quienes lo necesiten debido a la pandemia, pero que "determinaremos cuál es la herramienta más adecuada".

Moroni, sobre el cuarto pago del IFE:

Moroni, sobre el cuarto pago del IFE: "Está en discusión"

Según los funcionarios del gobierno, el pago cuádruple del ingreso familiar de emergencia de 10.000 pesos, que se paga a unos 8,9 millones de argentinos, todavía está en discusión. Por su parte, el Ministro de Trabajo Claudio Moroni confirmó que se seguirá prestando asistencia a quienes la necesiten debido a la pandemia, pero aún no se ha definido qué tipo de programa se utilizará.

“Lo que estará disponible es una herramienta para ayudar más. Mientras haya grupos de población que necesiten ayuda, mientras la población siga afectada por un fenómeno de la Edad Media en el siglo XXI. Este es un tema que se está discutiendo y determinaremos cuál es el instrumento más apropiado”, declaró el Ministro.

Con esto en mente, el funcionario descartó la idea de introducir un ingreso o ganancias universales. “Si tomas el salario universal como la idea de pagarle a alguien sólo por ser residente de Argentina, no”, dijo Moroni a Radio Rivadavia.

“Lo que tenemos son 600.000 personas apoyadas por varios programas o los llamados planes. El Ministerio de Desarrollo Social tiende naturalmente a vincularlo a un modelo de inclusión en el lugar de trabajo. Pero no es posible universalizar y mantener un sistema constante o un mecanismo de sustitución de ingresos”, dijo el ministro.

De esta manera, explicó que el objetivo del gobierno es proporcionar recursos estatales para la creación de empleo. “La mejor manera de que cada persona de la comunidad se emplee en el lugar de trabajo es que Argentina no tiene suficientes recursos. Está dirigido a la creación de empleo o a un salario general sólo porque eres un residente”, dijo.

Moroni también esperaba que se mantuvieran medidas como la doble compensación, como lo requiere el desarrollo de la pandemia. “Hay una serie de incertidumbres que dependen del desarrollo de este maldito virus. Los instrumentos son necesarios mientras se mantenga una cierta situación”, dijo.

Cuando se le preguntó sobre la necesidad de impulsar la reforma laboral en un contexto de aumento del desempleo y de cifras de trabajo informal de casi el 30%, el ministro rechazó que un cambio en la legislación laboral podría crear más empleos. “El empleo requiere un modelo de desarrollo. En tiempos de desarrollo creció con las mismas normas laborales que siempre hemos tenido. Cuando hay crecimiento en Argentina, el empleo crece”, dijo.

Y añadió: “Hubo un debate sobre si debíamos extender el fondo de desempleo, como el fondo de construcción, a otras actividades. Las empresas con mano de obra calificada tienen niveles de rotación muy bajos. Prefieren mantener el personal altamente cualificado. En estas empresas prácticamente no hay despidos.

El Ministro de Trabajo consideró que no estaba claro que un cambio en las normas laborales llevaría a más empleo. “Desde la década de 1960 existe un acuerdo especial para las empresas de construcción que no pueden ser transferidas al resto de la economía. Y los trabajos negros de los que se habla cuando empiezas a desglosarlos, hay muchos números diferentes. Allí tenemos una economía familiar, pequeños grupos de trabajadores, mono-trabajadores, trabajadores más o menos autónomos, se necesita un enfoque de cada sector”. Según el Ministro, el empleo “negro” o no registrado no es sólo una cuestión de política laboral, sino también de fiscalidad.