Skip to content

Prometedores resultados de la vacuna contra el coronavirus chino

Esta vacuna es una de las cinco por las que el gobierno argentino está negociando.

Prometedores resultados de la vacuna contra el coronavirus chino

Prometedores resultados de la vacuna contra el coronavirus chino

La información fue publicada por un artículo en el medio científico The Lancet. Los investigadores del Instituto de Productos Biológicos de Beijing encontraron en las vacunas chinas del laboratorio Sinopharm: “seguridad y tolerabilidad” en todos los grupos de edad, así como “inmunogenicidad, evaluada como respuestas de anticuerpos neutralizantes contra el infeccioso SARS-CoV-2”.

Esta vacuna es una de las cinco vacunas que está negociando el gobierno argentino, y parte del ensayo de fase III también se está llevando a cabo en nuestro país bajo la coordinación de la Fundación Huésped.

En los comunicados de prensa, el jefe del Ministerio de Ciencia y Tecnología de China, Tian Baoguo, dijo que “los ensayos clínicos de la fase III de las cuatro vacunas (chinas) están progresando” y que unos 60.000 voluntarios fueron vacunados durante el ensayo.

No se reportaron “efectos adversos graves”, se dijo. Las reacciones más comunes, de las que se informó, fueron dolor y fiebre, “de gravedad leve o moderada”.

Según los investigadores, el objetivo del estudio era “investigar la seguridad y la tolerabilidad de la vacuna BBIBP CorV inactivada en pacientes de 60 años o más”. Por esta razón, los participantes fueron divididos en dos grupos – de 18 a 60 años de edad y mayores – y recibieron dos dosis de la vacuna o un placebo. “La asignación del grupo se ocultó a los participantes, los investigadores y los evaluadores de resultados”, dicen los autores del estudio.

Los resultados mostraron que los adultos de más de 60 años necesitaban más tiempo para desarrollar la inmunidad al virus. En el grupo de jóvenes de 18 a 59 años, una gran mayoría obtuvo inmunidad (seroconversión) después de la primera dosis de la vacuna (el día 14), mientras que el resto de los participantes lo hicieron el día 28

En la misma conferencia de prensa, Liu Jingzhen, presidente del Grupo Nacional de Biotecnología de China (CNBG, parte del gigante farmacéutico Sinopharm), de propiedad estatal, dijo que una vez que se hubieran completado las pruebas, el conglomerado estaba listo para la producción en masa de la vacuna y tenía la capacidad de producir más de 1.000 millones de dosis para 2021.

China aspira a convertirse en el primer país del mundo en producir una vacuna para COVID-19 a gran escala. Media docena de países están en proceso de participar en la fase final de los ensayos clínicos de varios proyectos.