Skip to content

Un policía y un pasajero muertos en medio de un robo de autobús

El evento tuvo lugar a las 11:40 p.m. de anoche a bordo de un recluso de la línea 100, ramal 1, que corría por la calle Vieytes, entre Quinquela Martín y Suárez.

Un policía y un pasajero muertos en medio de un robo de autobús

Un policía y un pasajero muertos en medio de un robo de autobús

Un miembro de la Policía Federal (PFA) y un barrendero fueron asesinados y otro hombre herido después de un robo y un tiroteo a bordo de un autobús en el distrito de Barracas de Buenos Aires.

El incidente ocurrió anoche a eso de las 23:40 en un recluso de la línea 100, ramal 1, que circulaba por la calle Vieytes entre Quinquela Martín y Suárez, cuando dos delincuentes aparecieron armados para robar.

El oficial de policía asesinado fue Esteban Nicolás Lagos, un agente de 28 años, padre de dos, que trabajaba en la División de Ferrocarriles Mitre de la PFA. Murió en el Hospital de la Policía de Churruca.

El otro pasajero fallecido fue Juan Roberto Bonifacio, de 34 años, un barrendero de la ciudad de Buenos Aires, que iba en el autobús de regreso a la ciudad de Sarandí en Buenos Aires cuando se produjo el robo.

Según los testigos, cuando los dos ladrones subieron al autobús, uno de ellos estaba en la parte delantera del autobús para amenazar al conductor y el otro fue a la parte trasera para robar a los pasajeros.

En ese momento Esteban Nicolás Lagos, que viajaba de uniforme, se levantó de su asiento y tomó la palabra. Comenzó un tiroteo y fue atrapado por detrás por el ladrón que estaba en la parte de atrás de la unidad.

Como resultado del tiroteo, el oficial de policía, al que le dispararon al menos tres veces, el recolector de basura y un tercer pasajero con una ligera herida en el pie fueron alcanzados por las balas.

Los dos delincuentes quedaron ilesos y escaparon de la unidad después de robar la pistola normal de 9 milímetros del policía.

Después del robo y el tiroteo, el conductor condujo el autobús hasta la puerta de la comisaría del barrio 4D de la policía municipal, donde pidió ayuda y desde donde se transportaron las balas.

El oficial Lagos fue al hospital de Churruca donde falleció, mientras que los otros dos pasajeros que recibieron disparos fueron llevados a Argerich, donde Bonifacio fue ingresado con lesiones en varios órganos y murió durante una operación, mientras que el otro sólo tenía una lesión menor en un pie y ya había sido trasladado a otro sanatorio por su asistente social.

El caso está siendo investigado por el Fiscal Martín López Perrando de la Fiscalía Nacional Penal y Criminal 12