Skip to content

Venezuela: La Misión de la ONU estudió las violaciones de los derechos humanos

El Consejo de Derechos Humanos trató de analizar "las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias y la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014".

Venezuela: La Misión de la ONU estudió las violaciones de los derechos humanos

Venezuela: La Misión de la ONU estudió las violaciones de los derechos humanos

Hoy se presentó un informe sobre la República Bolivariana de Venezuela que vincula al presidente del país, Nicolás Maduro, y a varios de sus ministros de gobierno con la coordinación de lo que se ha denominado “crímenes contra la humanidad”.

En un estudio de 21 páginas, el Consejo de Derechos Humanos anuló los estudios de una misión de investigación independiente a Venezuela, que debía “investigar las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias y la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014, a fin de garantizar la plena rendición de cuentas de los autores y la justicia para las víctimas”.

Utilizando entrevistas, declaraciones públicas e información digital como métodos de recopilación de datos, se investigaron 223 casos individuales, mientras que la Misión investigó otras 2891 violaciones de los derechos humanos denunciadas en las cuatro esferas de su mandato.

Entre los muchos factores estructurales que el informe entiende que han conformado estas prácticas, destaca que “las violaciones documentadas en este informe se han producido en medio de una ruptura gradual de las instituciones democráticas y del estado de derecho en Venezuela desde 2014″. El debilitamiento de los mecanismos democráticos, judiciales e institucionales de rendición de cuentas condujo a una creciente impunidad, que exacerbó las violaciones”.

“La Misión constató que los principales objetivos de los abusos eran a menudo críticos conocidos públicamente del gobierno o personas cuyas acciones habían aumentado en importancia o que eran percibidas como una amenaza”, subraya el punto 22 del estudio.

En el mismo orden de ideas, también se afirma que “la Misión tiene motivos razonables para creer que durante el período abarcado por el informe se produjeron detenciones arbitrarias contra personas por motivos de afiliación política, participación, opinión o expresión de opinión”.

El informe también afirma que la Misión no pudo visitar Venezuela porque “el gobierno no respondió a las reiteradas solicitudes” y por las restricciones de viaje vigentes debido a la nueva pandemia de coronavirus y a 274 entrevistas remotas, según el informe.

Por último, se recomienda que “la comunidad internacional recomiende a los Estados que consideren la posibilidad de adoptar medidas jurídicas, de conformidad con su legislación interna pertinente, contra los responsables de las violaciones y los delitos identificados en el informe.

El informe completo puede ser descargado haciendo clic aquí.