Skip to content

A partir de los 40 años, el número de trabajadores formales en el sector privado se reduce

Estos son datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso. Esto significa que la mayoría de los trabajadores no podrán jubilarse en el futuro.

A partir de los 40 años, el número de trabajadores formales en el sector privado se reduce

A partir de los 40 años, el número de trabajadores formales en el sector privado se reduce

“A partir de los 40 años, el número de empleados comienza a disminuir, lo que representa una disminución abrupta en el sector privado y la evidencia de la salida del mercado laboral a partir de esta edad Este fenómeno, además del alto grado de informalidad, hace imposible el acceso a los beneficios de la pensión”. Así, “la menor presencia de contribuyentes mayores de 45 años puede explicarse por varios factores: la forma natural de la pirámide de la población general en Argentina; la jubilación anticipada o la invalidez, que es más frecuente a partir de esta edad; la lógica del mercado laboral, que si excluye a una persona de este grupo de edad, hace más difícil la reintegración”.

Este fue el diagnóstico aproximado realizado por Marcos Makon, Director General de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), y María Eugenia David Du Mutel Pierrepont, Directora de Análisis, Estudios y Evaluación, en la reunión de la Comisión Mixta del Congreso Nacional sobre la Movilidad de las Pensiones, que va a proponer una nueva ley sobre la movilidad de las pensiones.

En el informe se afirma que “el 40,6% de los contribuyentes a los planes gestionados por la ANSeS son mujeres y el 59,4% son hombres, lo que indica que una gran proporción de mujeres están fuera del mercado laboral formal”. Y afirma que “la mayoría de los contribuyentes están en el grupo de edad de 26 a 45 años, tanto mujeres como hombres”.

Además, en virtud del régimen general “el 17% de los contribuyentes (1.188.407 personas) reciben salarios iguales o inferiores al salario mínimo, de vitalidad y movilidad (menos de 16.875 pesos brutas), el 15,4% (692.729 personas) de los hombres y el 19,7% (495.678 personas) de las mujeres”. Y “el 55,8% de los bienes de los hombres y el 62,5% de los bienes de las mujeres reciben menos de 2,5 veces el salario mínimo”, es decir, menos de 42.187,50 pesos brutas.

Del total de mujeres de 45 a 60 años y hombres de 45 a 65 años, correspondientes a una población de 8 millones, sólo 3,1 millones contribuyen a las pensiones, según las cifras oficiales. Y de los que todavía están a cinco años de la jubilación, sólo 339.591 de 2 millones de personas tienen más de 20 años de contribuciones a sus espaldas.

Esto muestra que sólo 2 de cada 10 contribuyentes masculinos y 1 de cada 10 contribuyentes femeninos podrían jubilarse con las contribuciones.

En estos casos, tanto las mujeres como los hombres de 65 años pueden recibir la pensión universal del PUAM para ancianos), aprobada a mediados de 2016, que corresponde al 80% del saldo acreedor mínimo (14.503,08 pesos a partir de septiembre), independientemente de los años de cotización y, en el caso de las personas de bajos ingresos, de acuerdo con los requisitos socioeconómicos del plan.

El PUAM es el beneficio que más aumenta. En mayo de 2019, 124.882 personas lo recibieron. El pasado diciembre 156.763 y en junio de este año 172.356 personas, según los registros de la ANSeS.