Skip to content

Acciones recargadas: por tercer día consecutivo la compra de ahorros en dólares no está habilitada

Los bancos siguen trabajando en la adaptación de sus sistemas. La operación no se reanudará hasta la próxima semana.

Acciones recargadas: por tercer día consecutivo la compra de ahorros en dólares no está habilitada

Acciones recargadas: por tercer día consecutivo la compra de ahorros en dólares no está habilitada

Por tres días consecutivos, la venta de ahorros en dólares ha sido detenida. Esto se debe a que los bancos tienen que adaptar sus sistemas a las nuevas medidas establecidas por el banco central con respecto a las existencias recargadas. El sector financiero ve pocas posibilidades de que la operación se reanude en las próximas horas, por lo que no podría comprar dólares de nuevo hasta la próxima semana.

“Lo sentimos, estamos en el proceso de adaptación de los sistemas a las nuevas regulaciones del BCRA”, dice la página web de Santander. “Esta transacción no puede hacerse en este momento”, dijo el BBVA a quien quiera comprar divisas.

Contrariamente a lo que sucede cuando se empieza cada mes y se libera la cuota de compra de las 200 pesos, esta vez la banca en casa ha disminuido, no por el exceso de demanda, sino por la necesidad de adaptar las redes a las nuevas regulaciones. Los sitios web están trabajando en hacer el resto de las operaciones habituales.

Los cambios ordenados por el Banco Central para hacer aún más restrictiva la restricción del tipo de cambio han hecho que los bancos hayan tenido que actualizar sus sistemas para tener en cuenta el impacto del recargo del 35% del impuesto sobre la renta en la cantidad que tienen que cobrar por la venta de dólares. Sin embargo, en los casos en que se habían hecho cambios anteriormente, los sistemas se actualizaban normalmente en un plazo de 24 horas.

Algunas instituciones financieras han señalado que el retraso en la reanudación de las operaciones comerciales está relacionado con el hecho de que la ANSES no proporciona a los bancos la información necesaria para intercambiar datos y determinar si un usuario tiene derecho a operar en el mercado de divisas.

De la ANSES dicen algo más: “Los bancos tienen la CBU (Uniform Banking Key) de cada cliente. Esto es suficiente para saber si están autorizados a comprar dólares o no”.

La controversia surge porque, entre los cambios que ha introducido esta semana, la oficina central ha introducido una serie de restricciones que impiden que las personas que han recibido algún tipo de ayuda del estado en medio de la cuarentena tengan acceso al dólar.

Así, los que cobran planes sociales, los que tienen préstamos hipotecarios o promesas cuyos pagos han sido congelados y los que han recibido refinanciación automática de los saldos impagados de las tarjetas de crédito ya no podrán utilizar la cuota de 200 pesos por mes.

“La ANSES no proporciona los datos para comprobar la información. Es imposible vender dólares sin ella. Los bancos necesitan los datos de todas las personas que han recibido subsidios, asignaciones y demás”, según una fuente del mercado. Y dice que en el pasado, cuando hubo cambios en las regulaciones, “le tomó a la ANSES una semana transmitir esta información.

“No somos los que estamos interesados en que la gente no pueda comprar dólares”, se escabulló de otra fuente e insinuó que dada la sacudida del mercado, era del interés del gobierno ponerse trapos fríos y retrasar la reanudación de las operaciones.

Desde la ANSES responden que “los bancos son los que pagan los planes sociales. Ya tienen todos los datos”.

Con una actitud más conciliadora, aseguran desde otro banco que “tanto los bancos como el gobierno están haciendo todo lo posible para que esto funcione. Los ingenieros de sistemas de las instituciones financieras llevan dos días en pie y están haciendo todo lo posible”.

Si la operación fue activada, la persona que quería comprar dólares hoy debe hacerlo al precio de 133 pesos. De las casi 80 pesos que el oficial declara, se le cobrará el 30% del impuesto local y también el 35% de los ingresos por adelantado.

AQ