Skip to content

Adiós al dólar IFE: aquellos que han congelado los planes sociales o los créditos hipotecarios ya no podrán comprar las 200 pesos.

El Banco Central resolvió que los titulares de programas de ayuda estatal ya no tendrán acceso al dólar oficial.

Adiós al dólar IFE: aquellos que han congelado los planes sociales o los créditos hipotecarios ya no podrán comprar las 200 pesos.

Adiós al dólar IFE: aquellos que han congelado los planes sociales o los créditos hipotecarios ya no podrán comprar las 200 pesos.

El clip recargado cierra el acceso al dólar a los beneficiarios del Ingreso de Emergencia Familiar (IFE) y otros planes sociales, así como a los que tienen préstamos hipotecarios y alquileres congelados. De esta manera, extiende a estos sectores la prohibición que ya se aplicaba a quienes recibieron ayudas estatales durante la cuarentena, como los contribuyentes individuales que recibieron préstamos de la AFIP a una tasa del 0%, o los gerentes de empresas que ingresaron al Programa de Apoyo al Trabajo y la Producción (ATP), de manera que el Estado se hace cargo de hasta el 50% de los salarios privados.

La idea de evitar que los beneficiarios de los planes sociales compren dólares ha sido discutida en el gobierno durante dos meses. Hace un mes, el Presidente Alberto Fernández habló públicamente sobre este tema. “Muchas personas que reciben el IFE lo convierten en dólares, no para especular, sino para que los ingresos no se deterioren”, dijo. Y dijo que la compra de ahorros en dólares “es un problema” para las reservas del Banco Central.

En agosto, 5 millones de personas compraron ahorros en dólares, sacando 940 millones de pesos de sus ahorros. Hay 9 millones de personas que coleccionan IFE. Una buena parte de ellos reciben el bono de 10.000 pesos y compran dólares para venderlos en el mercado azul y hacer una diferencia de hasta 5.000 pesos, según las cotizaciones vigentes antes de que entrara en vigor el recargo del 35% sobre el dólar turístico o solidario.

En este caso la operación requirió varios pasos: En primer lugar, las 10.000 pesos fueron facturadas, 95 pesos fueron compradas al banco a 9.785 pesos (a una tasa de 103 pesos incluyendo el impuesto del país) y vendidas en el mercado azul a 128 pesos, con lo que se obtuvieron 12.160 pesos. Con este dinero regresaron al banco, compraron las otras 105 pesos, que la cuota les permitía, y las vendieron de nuevo en el mercado azul. Ahora el Banco Central ha decidido que la cuota de 200 pesos ya no está disponible para “los beneficiarios de un plan o programa conocido como asistencia social”. Para determinar esto, las instituciones financieras deben verificar con la ANSES si la persona está recibiendo tal beneficio o no.

Además, la Autoridad Monetaria estipuló que, para abrir nuevas cajas de ahorro en dólares, el banco debe “proporcionar pruebas de que el cliente tiene ingresos o activos que corresponden a ahorros en moneda extranjera”.

Al mismo tiempo, el Banco Central decidió que aquellos que tengan préstamos hipotecarios con cuotas congeladas durante la cuarentena tampoco podrán comprar dólares en el mercado oficial. Lo mismo se aplica a los que tienen una operación de empeño actualizada por unidades de valor de adquisición (UVA) y también congelada.

Mientras se mantenga la congelación, la prohibición de acceso al mercado sigue vigente.

Esta congelación de las cuotas de cuarentena también incluirá a quienes han congelado sus alquileres, aunque en este caso será más difícil para los bancos determinar quién es responsable de esta prohibición, ya que generalmente se trata de contratos entre partes privadas. Esto queda claro en el punto 2 de la comunicación 7106 del Banco Central del 15 de septiembre.

De esta manera, el banco central extiende las restricciones que introdujo en agosto cuando lanzó una redada para evitar que los coleros digitales compraran dólares en nombre de terceros. Ha elaborado una lista de 15.000 personas a las que no se les permite operar en este mercado.

AQ