Skip to content

Adrian Werthein responde a la ola de rumores en la ciudad: “No tenemos una mesa de dinero o manejamos dinero de terceros”

El empresario, propietario del Grupo Werthein, salió a rebatir las especulaciones de que no podían devolver los fondos no declarados supuestamente depositados por los clientes del Grupo.

Adrian Werthein responde a la ola de rumores en la ciudad:

Adrian Werthein responde a la ola de rumores en la ciudad: "No tenemos una mesa de dinero o manejamos dinero de terceros"

En los últimos días, comenzó a circular en el mundo financiero una versión de que una compañía financiera local no había podido responder a las demandas de reembolso de los supuestos clientes que querían retirar los dólares confiados a esa compañía. Los rumores hablaban, como suele ser el caso, de la plata no declarada ante la AFIP, y los comentarios habituales surgieron cuando estos casos ocurrieron: promesas de rendimientos muy altos en dólares que por alguna razón – el cisne negro de Covid era la excusa ideal – no podían cumplirse. Se habla de inversiones fallidas – y demandas – que ascienden a cientos de millones de dólares.

Los rumores pasaron por las oficinas de la ciudad y salieron a las calles, desde donde se propagaron rápidamente y se viralizaron en las redes sociales y luego en los medios de comunicación. Hasta que, con el paso de los días, la gente empezó a hablar de un cierto apellido: Werthein, una de las familias más ricas de Argentina, propietaria del holding Werthein Group.

En términos concretos, significa que los clientes o conocidos de larga data de la época en que Werthein’s tenía el antiguo Banco Mercantil Argentino (vendido en los años 90, hoy Banco Patagonia) y el negocio de intermediación financiera era un pilar importante del holding.

También se dice que, en base a esta relación de confianza y amistad, estos clientes canalizaron el dinero a través de un contador de dinero Werthein durante muchos años. Y que debido al colapso financiero (en agosto de 2019 se lanzaron los STEP, luego se derrumbaron los bonos convertibles inversos y en marzo de este año se derrumbaron los mercados mundiales) las inversiones no dieron los resultados prometidos o esperados. Y entonces las quejas de los clientes aparecieron en la ola de rumores.

En este contexto, nuestras fuentes se contactó con Adrián Werthein, quien aclaró desde el principio que hablaba en nombre de toda la familia, es decir, además de él mismo, Gerardo (jefe del Comité Olímpico Argentino), Daniel y Darío Werthein, quienes han dirigido el holding durante muchos años.

– ¿Opera el grupo la intermediación financiera, es decir, procesa la plata de terceros a través de una mesa de dinero?

– Lo rechazo categóricamente. Desde que vendimos el Banco Mercantil, ya no lo hacemos, no manejamos dinero de terceros y no tenemos una mesa de dinero. Bueno, ante este ataque, me gustaría dejar muy claro, como jefe del Grupo Werthein, que el Grupo Werthein no ha tenido ninguna empresa financiera durante más de 20 años. En respuesta a las necesidades de un grupo de clientes que eran amigos en ese momento, se creó un servicio de asesoramiento de inversiones que sigue asesorando a los clientes, pero no operamos ninguna intermediación financiera, no aceptamos dinero de nadie y por lo tanto no le debemos un dólar a nadie. Quiero dejarlo muy claro.

– ¿Cómo se proporcionaría este asesoramiento financiero?

Como suena. Damos consejos. Le decimos a muchos amigos que nos gusta este o aquel negocio. Como sabes, nos arriesgamos. Ganas y pierdes. Pero los nuestros son sólo eso, consejos. Las personas que conocemos desde hace muchos años y que confían en nuestra visión de los negocios han hecho mucho dinero en el pasado, pero ese no es el origen. Repito: No aceptamos dinero de nadie. Sólo administramos nuestro propio dinero.

– ¿A qué atribuye estas versiones entonces?

– Todo lo que se dice aquí es inexacto, por no decir más. No sé si está dirigido contra el grupo o contra mí. Dicen que me estoy escondiendo, pero eso es una mentira. Estoy indignado. Tengo 68 años y llevo una vida social pública que lógicamente está restringida por la cuarentena. No permitiré que las preguntas baratas se resuelvan con palabras vergonzosas. No tengo nada que ocultar. Estoy en todas partes.

– ¿Pero cuál podría ser la razón de estas versiones?

– Aclaremos primero que todos están trascendidos y nadie muestra su cara, nadie se expresó públicamente con su nombre y apellido y me acusó de hacer algo ilegal. Por lo que sé, nadie ha presentado una queja contra el grupo en la justicia.

– Una de las razones por las que no hay quejas es que son inversiones financieras hechas con dinero no declarado al Ministerio de Finanzas?

– Es absurdo. Repito. No aceptamos dinero de terceros. Es difícil salir y responder a las denuncias anónimas difundidas a través de las redes sociales y los trolls. Pero aquí estoy, mostrando mi cara. Si alguien puede alegar que le debemos algo, que lo diga públicamente mientras hablo aquí, o en el tribunal. No hay ningún problema.

– La versión fue comentada en su cuenta de Twitter por el periodista Jorge Asís, quien luego expresó su pesar por lo que había tuiteado e incluso insinuó que había sido utilizado.

– Conozco a Jorge desde hace muchos años. No sé por qué hizo lo que hizo. Pero insisto. No sabemos con qué motivo empezó todo. Todo esto es muy bajo y equivocado.

– ¿Está diciendo que esta es una campaña selectivamente orquestada contra él?

– Se ha identificado un ataque totalmente coordinado, con políticas discursivas que expresan odio a través de descalificaciones, mentiras, acusaciones infundadas, e incluso amenazas y extorsión.

– ¿Chantaje?

– Prefiero que esto se refleje en la denuncia que finalmente presentaremos ante el poder judicial. El ataque ha llegado al punto en que los “trolls” se usan en las redes sociales. Pagar a las personas que se esconden detrás de identidades falsas, inventadas o usurpadas para atacar sin tener que responder ante la justicia penal o civil. Se trata de una campaña para desacreditar los intereses desconocidos de las personas u organizaciones que no revelan su identidad y, utilizando su anonimato, dan información falsa a los periodistas de buena fe que informan en la prensa, la televisión y la radio. Por esta razón, hemos pedido a nuestro Departamento Jurídico que tome las medidas necesarias para investigar esta situación y, si es necesario, promover las acciones apropiadas.

– Insistes en que no hay una mesa de dinero Werthein y que no hay una administración de fondos de terceros.

– No hay una caja registradora ni nada similar. No hemos estado en el negocio financiero por 20 años. Ahora queremos seguir desarrollando nuestras inversiones en el mercado de los seguros y en los inmuebles que compramos en el lugar del tiroteo federal argentino. Tenemos una inversión prevista de 400 millones de dólares allí. Y además, con Gerardo hemos llevado a cabo con éxito en otros tiempos de las empresas de telecomunicaciones, el desarrollo para hacer las telecomunicaciones de acuerdo a las necesidades del país, lo cual fue reconocido por los clientes. Esta campaña de desprestigio no nos sacará de nuestro enfoque, que es continuar invirtiendo en Argentina.

Notas relacionadas