Skip to content

Alquileres: los precios siguen subiendo y la oferta está bajando

El valor de los alquileres de los apartamentos del AMBA aumentó un 5,2% en dólares, como resultado del desequilibrio entre la oferta y la demanda de propiedades

Alquileres: los precios siguen subiendo y la oferta está bajando

Alquileres: los precios siguen subiendo y la oferta está bajando

Tras la aplicación de la ley de alquiler a partir de julio, la dinámica del mercado de alquiler cambió: los precios siguieron una tendencia al alza, a pesar del contexto de la crisis. Y hay un desequilibrio importante entre la oferta y la demanda: hay muchos inquilinos potenciales que quieren vivir en una propiedad particular y hay muy pocas propiedades disponibles para mantenerlas.

El último informe Mercado Libre Inmuebles, que analiza los precios, la rentabilidad y la oferta-demanda del mercado inmobiliario del Gran Buenos Aires (AMBA), señala que los rendimientos brutos anuales se elevaron a un promedio del 2,7% en el tercer trimestre de 2020. Esto es el resultado de la disminución de los precios de venta de las propiedades debido a la falta de compradores y el aumento del valor de los alquileres.

“Este año ha sido muy especial, y en el tercer trimestre comienzan a tomar fuerza algunas tendencias que esperábamos en el trimestre anterior en cuanto al impacto de la pandemia, los cambios regulatorios y los cambios en los requisitos de suministro”, dijo Juan Manuel Carretero, Gerente de Vehículos Comerciales, “Mercado Libre de Bienes y Servicios”.

“En los últimos años, los alquileres de los apartamentos en moneda constante han disminuido porque su aumento ha sido en promedio inferior a la inflación. Sin embargo, este escenario cambió en 2020: se han registrado aumentos desde la primera mitad del año y alcanzaron su punto máximo en los últimos tres meses”, explicó el informe sobre el mercado libre. Después de la experiencia de esta plataforma, algunos alquileres comenzaron a ser cobrados – incluso – en dólares. Algo que siempre fue muy marginal, aplicable a zonas como Puerto Madero, por ejemplo.

Sin embargo, según la experiencia del Mercado Libre, “actualmente 1 de cada 5 apartamentos publicados en la plataforma está expresado en dólares, lo que supone un 25% más que el año pasado”, dice.

Otros datos de la misma fuente indican que en la zona norte del Gran Buenos Aires, los valores en dólares de los departamentos aumentaron un 6,8%, mientras que en la zona oeste aumentaron un 6% y en la zona sur un 4,5%. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), sin embargo, el aumento fue más moderado: 3,6%.

“Si analizamos el mercado de los pesos, podemos ver el mismo fenómeno”, dice la empresa de Marcos Galperín. “En el AMBA hubo un aumento del 45,2% en los alquileres residenciales en comparación con el año anterior. Este porcentaje es mucho más alto que en 2018 y 2019, donde el precio aumentó un 29,5% y un 36,7% respectivamente”, dicen los mismos datos. Resultados más concretos de este fenómeno: un apartamento de dos habitaciones en Palermo, por ejemplo, costaba 10.419 pesos al mes a principios de 2017 y ahora vale 30.249 pesos.

Según el sitio de bienes raíces, este fenómeno ocurre por varias razones. Por un lado, “la nueva ley de alquiler animó a la gente a aumentar el precio anticipando la inflación anual y acercándose a los precios al principio del contrato”. Al mismo tiempo, existe un desequilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado: hay un mercado de compraventa, donde hay mucha gente dispuesta a vender y poca gente dispuesta a comprar, y un mercado de alquiler, que es totalmente opuesto, con muchos usuarios que quieren alquilar y muy pocas oportunidades para hacerlo”, explica.

La oferta de alquiler asciende a alrededor del 9% de la oferta total, el nivel más bajo desde 2017, por lo que mientras los estantes de las publicaciones para la venta se acumulan, los de las publicaciones para el alquiler están atrayendo mucho interés: Un anuncio de una propiedad de alquiler en AMBA es visitado en promedio 544 veces antes de ser cancelado nuevamente en períodos de tiempo cada vez más cortos”, dice MeLI.

En una agencia inmobiliaria del norte que prefería el anonimato, la gente hablaba de la gran demanda de propiedades de alquiler: “A veces ni siquiera publicamos las propiedades que tenemos en alquiler porque se nos quitan de las manos”, dijo, describiendo los celos de la demanda sobre la escasa oferta.

En este contexto, el gobierno asumió que prorrogaría el Decreto de Emergencia (DNU), emitido al inicio de la cuarentena y que expira el 30 de septiembre, que congela los alquileres y prohíbe los desalojos. Por esta razón, los grupos que representan a los inquilinos pidieron que la medida se extendiera hasta marzo de 2021.

GB