Skip to content

Argentina no pagó y ahora está oficialmente en mora técnica

- El gobierno no pagó tres cupones de interés por 503 millones de dólares. Estos bonos fueron emitidos en 2016 para salir definitivamente del default de 2005

22 mayo, 2020
Argentina no pagó y ahora está oficialmente en mora técnica

Argentina no pagó y ahora está oficialmente en mora técnica

Los mercados de Nueva York cerraron, y los dólares no cayeron en manos de los tenedores de bonos. Como resultado, Argentina está ahora formalmente en mora. Una vez más. Esto se debe a que los cupones de interés emitidos el 22 de abril de 2016, en los primeros meses del gobierno de Mauricio Macri, por un monto de 503 millones de dólares de los EE.UU. de tres bonos globales -uno con vencimiento en 2021, otro en 2026 y otro en 2046- no fueron pagados a tiempo y en la forma requerida.

Paradojas. Estos bonos representaron una mega emisión de bonos de 16.000 millones de dólares. De esta cantidad, 9.400 millones de dólares fueron directamente a la cuenta de los fondos buitre que estaban emprendiendo acciones legales contra Argentina por su insolvencia de 2002. 

Estos inversionistas no aceptaron las propuestas de intercambio hechas en 2005 y 2010 y optaron por el procedimiento legal. Finalmente ganaron en el tribunal de Nueva York dirigido por Thomas Griesa y en las sucesivas apelaciones que llegaron incluso a la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Así que hoy estamos incumpliendo con los bonos que fueron emitidos para salir de otro incumplimiento. Debe ser difícil encontrar un precedente similar en la historia de las finanzas mundiales.

Lo importante de este incumplimiento del modelo 2020 es que ocurre en medio de negociaciones con titulares de bonos argentinos emitidos en moneda extranjera y bajo la ley de Nueva York o Londres.

El hecho de que estemos en medio de una negociación que implica 66.000 millones de dólares de bonos significa que es poco probable que el incumplimiento que se ha producido hoy lleve a un litigio. Ahora no, ahora mismo. Y es porque los tenedores de bonos confían en que llegarán a un acuerdo global con Argentina.

Hay indicios: en primer lugar, que el propio Ministro de Economía, Martín Guzmán, advirtió hoy que está dispuesto a mejorar la oferta original que el país hizo hace semanas, que fue rechazada formalmente por más del 80% de los poseedores de bonos.

Se especula que se está fumando, aunque el gobierno tendrá que posponer de nuevo las negociaciones después de la nueva prórroga, que expira el 8 de junio.

Tal vez la fecha final, el límite que no debe ser excedido, es el 30 de julio. En esa fecha, la prórroga expiraría para la fecha de pago del 30 de junio, en la que se tendrían que pagar los intereses de los bonos de descuento emitidos como parte del canje de 2005. Son 572 millones de dólares que deben ir a los tenedores de bonos que entraron en este canje y que ya no quieren esperar el pago.

Información adicional, ahora que el bloque senatorial del Frente de Todos quiere investigar el origen de la deuda. Esta cuestión de la deuda, como todas las demás desde el retorno a la democracia en 1983, ha sido tratada con la aprobación del Congreso.

Ocurre que las deudas a emitir se incluyen en las leyes presupuestarias de cada año, y éstas son aprobadas por el Congreso. Desde 1983, el justicialismo en sus diversas formas siempre ha dominado el Senado y ha sido la mayoría o la primera minoría de los diputados.

Incluso las comisiones pagadas a los bancos consultores o colocadores fueron comunicadas antes de la emisión de cada bono.

Todo sucedió a la vista y con el consentimiento del poder judicial, sin importar si el partido estaba en el gobierno o en la oposición.