Skip to content

Con el dólar blue a 166 pesos y la brecha que se amplía, el incentivo para “machacar” vuelve

Los ahorradores que compran dólares en el oficial y los venden en el informal pueden obtener un beneficio de 5.000 pesos al mes.

Con el dólar blue a 166 pesos y la brecha que se amplía, el incentivo para

Con el dólar blue a 166 pesos y la brecha que se amplía, el incentivo para "machacar" vuelve

Esta semana el dólar blue abrió a $166. Con esta cotización, el mercado informal parece calmarse en la zona en la que entró el viernes pasado, cuando subió 9 pesos en un día para alcanzar las 167 pesos.

El puré tuvo su auge a partir de mayo. En el punto álgido de la operación, los que usaron la cuota de 200 pesos pudieron embolsarse 7.000 pesos en un mes.

Pero hace 30 días, cuando el gobierno apretó la abrazadera con el 35 por ciento de recargo como adelanto de beneficios, el valor del dólar ahorrado subió de 102 a 135 pesos. En ese momento, Blue cotizaba a 140 pesos por la compra y 145 por la venta.

Por lo tanto, ya no había ningún incentivo para hacer puré. Con sólo cinco pesos entre las cotizaciones, difícilmente se podría ganar 1.000 pesos al mes.

Ahora los incentivos son diferentes. La punta de compra del azul es de 162 pesos, así que si logras comprar el oficial por 137 pesos y vas al azul, obtienes 25 pesos por dólar, o 5.000 pesos por mes.

Por supuesto que esta opción es muy limitada hoy en día. Con las múltiples restricciones impuestas por la Supercepo, sólo uno de cada cuatro ahorradores pudo utilizar la cuota de 200 pesos.

Además, el fuerte aumento del azul y el ensanchamiento de la brecha están haciendo temer una devaluación a corto plazo, por lo que los ahorradores prefieren acaparar los billetes de EE.UU. en lugar de ser seducidos por el puré.

De hecho, la escasa oferta de billetes es una de las razones de la ampliación de la brecha: con esta incertidumbre, sólo aquellos que se han ahogado y necesitan urgentemente pesos aceptarán vender.

La reducción del suministro de azul se amplifica por el efecto de los bordes cerrados. Debido a la pandemia, ningún turista ha entrado en Argentina en los últimos siete meses. En el período 2011-2015, los dólares traídos por los extranjeros dieron combustible azul. Hoy en día, con la profunda devaluación del peso, es mejor que los viajeros vendan sus dólares en azul y obtengan 162 pesos por cada dólar, en lugar de venderlos en una casa de trueque o pagar con tarjeta, lo que eleva la oferta a 75 pesos.

Los turistas extranjeros dejaron el país en 2019 con 6.500 millones de pesos. Este año gastaron sólo 1.500 millones de dólares hasta el 20 de marzo. Como no hay turistas, sólo queda la oferta de los ahorradores locales, que cada vez es más concisa.

El azul abrió el año a 75 pesos, mientras que el ahorro en dólares fue de 82 pesos, incluyendo el impuesto PAIS. Con la cuarentena, el azul comenzó a ganar impulso. Llegó a las 166 pesos actuales, un aumento del 121%. El ahorro en dólares aumentó un 67% desde el 2 de enero, debido a las microdevaluaciones diarias y al recargo del 35% sobre las ganancias. Durante este período, el dólar del MEP subió un 100% y el efectivo con el Liqui aumentó un 110%.

A lo largo del año, aquellos que fueron animados a hacer puré obtuvieron ganancias de entre el 48% y el 33%, dependiendo de cuando vendieron en el mercado informal

AQ