Skip to content

Con el dólar blue en alza, los consumidores intensifican la acumulación de reservas ante las expectativas de devaluación

El dólar informal a $178 impulsa la compra de bienes duraderos que fueron suprimidos en la primera parte de la cuarentena.

Con el dólar blue en alza, los consumidores intensifican la acumulación de reservas ante las expectativas de devaluación

Con el dólar blue en alza, los consumidores intensifican la acumulación de reservas ante las expectativas de devaluación

Con el salto del dólar blue y la ampliación del diferencial cambiario, se intensifican las expectativas de devaluación y esto afecta los hábitos de los consumidores que quieren protegerse comprando bienes que parecen “baratos” en dólares. La consultora Ecolatina advierte que la tensión en el mercado de divisas podría frenar el repunte del consumo en general.

“La pandemia y la cuarentena golpearon duramente al consumo privado, que había estado en números rojos durante dos años seguidos. Sin embargo, en la dirección opuesta, el aislamiento tuvo un impacto positivo en el consumo de masas”, dijo Ecolatina.

En el tercer mes del año, las ventas de este artículo aumentaron un 15% en comparación con el año anterior, según el Kantar Wordpanel. Del mismo modo, según las cifras del INDEC, las ventas en los supermercados aumentaron un 10% en términos reales. Ambas series estaban en rojo desde principios de 2018.

En el terreno opuesto, al comienzo de la pandemia, las ventas de bienes de consumo se derrumbaron.

Para el consultor, “esta dinámica favorable se debió a dos factores principales: el miedo a lo que pueda venir y la reducción de las opciones de gasto.

Después del auge inicial del consumo masivo causado por la pandemia, sus indicadores comenzaron a mostrar algunos signos de declive.

Según el Índice Nielsen Express, el consumo en los supermercados cayó tanto en agosto como en septiembre (-3,3% y -2,5%, interanual), mientras que la industria farmacéutica registró el mismo fenómeno en el octavo mes del año (-3,7%).

En la dirección opuesta, “la brecha comenzó a dar la impresión de que el dólar oficial era barato, aunque los fundamentos macroeconómicos no habían cambiado significativamente”.

Desde la instalación del súper soporte del tipo de cambio hace un mes, el dólar blue ha saltado de 145 pesos a 178 pesos, mientras que la brecha del tipo de cambio con el dólar al por mayor ya está cerca del 130%, un aumento de 50 puntos.

En este contexto, “la escasez de oportunidades de ahorro en un escenario de exceso de liquidez, los temores a la devaluación y la posibilidad de “comprar dólares oficiales” mediante el acceso a bienes importados estimuló el consumo de bienes duraderos”.

En este caso, para los artículos relacionados con el consumo dentro del hogar -aparatos domésticos, equipos electrónicos, etc.- se aplicaron los siguientes criterios – han demostrado tener un mejor rendimiento que los que se usan fuera de casa, como los coches o las motos.

En el mismo orden, Ecolatina afirma que ha aumentado sus compras de muebles, colchones, suministros relacionados con el mantenimiento y la reparación de la vivienda, como pintura, cemento o ladrillos huecos.

Según el INDEC, en agosto, en comparación con el año anterior, la producción de pinturas aumentó un 24,2%, la de muebles y colchones un 13,6%; el consumo visible de ladrillos aumentó un 17,2% y el envío de cemento en sacos (en relación con las pequeñas piezas de recambio o la construcción de bricolaje) aumentó un 8,2%, lo que indica un repunte general en este sector.

“La mejora puede explicarse más por factores relacionados con la supresión del consumo y el retraso de las compras en la primera mitad del año que por una mejora real y sostenible”, dijo el consultor.

El consumo en general seguirá reconociendo la crisis en los próximos meses. “La situación en los próximos meses es muy delicada. Aunque los problemas de salud están disminuyendo, la tensión en el mercado de divisas podría frenar la recuperación del consumo en general. De lo contrario, si se superan las presiones, habría un rayo de esperanza”.

AQ

Las empresas indican que tienen más de 1 000 licencias de importación atascadas