Skip to content

Debido a la subida del dólar, los plazos fijos en pesos cayeron un 5% en octubre

El aumento de la inflación ante las bajas tasas de rendimiento también hace que este tipo de colocaciones sean menos atractivas.

Debido a la subida del dólar, los plazos fijos en pesos cayeron un 5% en octubre

Debido a la subida del dólar, los plazos fijos en pesos cayeron un 5% en octubre

En octubre, las condiciones fijas en pesos interrumpieron la tendencia positiva que habían traído a lo largo del año, cayendo un 5%. Dada la escalada de los dólares alternativos, que subieron un 17% en el caso del azul y un 25% en la fase de subida del spot con líquido -operación que permite retirar divisas del país-, se acentuaron los temores de devaluación y cayeron las inversiones a plazo en pesos en los bancos.

Un informe de la empresa consultora First Capital Group señala que los depósitos en moneda local en el sector privado aumentaron un 0,9% en octubre, si se cuentan todas las transacciones, lo que eleva el total a 4.670 millones de pesos, un aumento de 42.800 millones de pesos.

Dentro de este sector, los depósitos a plazo fijo en pesos, incluyendo los depósitos tradicionales y los que ofrecen la posibilidad de retiro anticipado, cayeron un 5% en comparación con septiembre. Cayeron en 111.000 millones de pesos, cerrando en 2.180 millones de pesos.

Además de la subida del dólar, el nuevo límite inferior de la inflación – ahora en el 3%, después de permanecer en la zona del 2% durante la mayor parte del año – y los rendimientos, que ahora están en el 34%, están teniendo un impacto. Con el aumento de los precios, esta tasa se está quedando atrás de las presiones inflacionarias.

Esto rompe la tendencia que ha prevalecido en los últimos 12 meses con estas colocaciones al alza. En los primeros 9 meses de 2020, estas operaciones a plazo aumentaron un 77%. Sólo en septiembre crecieron un 5,8%. La única excepción fue en marzo, cuando se registró un ligero descenso del 1,5% en medio del brote de la pandemia.

“La volatilidad que mostró el mercado del dólar llevó a que los vencimientos que surgieron fueran a cuentas a la vista en previsión de algún cambio en las condiciones de la moneda. Al mismo tiempo, muchos de estos depósitos se invirtieron en nuevos bonos emitidos por el gobierno con ajuste del tipo de cambio”, dijo Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

El único segmento que mostró un crecimiento significativo dentro de este tipo de colocaciones son los depósitos de UVA, que crecieron un 6,9% este mes. Este tipo de operaciones se actualiza según el índice de precios al consumidor del INDEC. Así pues, la expectativa de que la inflación aumentara un nivel más en los últimos meses ayudó a activar estas colocaciones, que ascendieron a 39.000 millones de pesos a finales de octubre.

Para Matías Carugati, economista de la consultora Seido, “los activos en pesos pierden su atractivo relativo cuando aumentan las expectativas de devaluación. Esto es aún más cierto cuando se alcanza un punto en el que se espera una devaluación. Hay una búsqueda de cobertura”. Añade que es posible que las personas jurídicas “hayan tomado pesos de los bancos para cubrirse mediante instrumentos como los bonos vinculados al dólar”.

El mes pasado, el banco central avanzó en la “armonización de las tasas de interés”, otorgando gradualmente a los bancos tasas de interés más altas en pesos. Según la consultora Ecolatina, “los recientes y sucesivos aumentos de la tasa de pases pasivos del banco central están tratando de apoyar las colocaciones de las instituciones financieras en pesos, y que parte de esta mejora se transfiera al rendimiento de los vencimientos fijos, algo que aún no se ha observado”.

Ecolatina señala que “esta decisión llega tarde y en dosis muy limitadas, pero al menos es un paso en la dirección correcta. Sin embargo, nunca es aconsejable hacer ajustes menores, ya que ello aumenta las expectativas de una subida del mercado y aplaza muchas operaciones; por lo tanto, suele ser más aconsejable endurecer la política monetaria inmediatamente en el momento de mayor impacto”.

En octubre se intensificó la disminución de los depósitos en dólares del sector privado: cayeron un 9,2% en comparación con septiembre -una caída de 1.484 millones de dólares- a 14.663 millones de dólares.

La disminución interanual es más pronunciada, alcanzando el 23,4%. Los depósitos a plazo fijo en dólares cayeron un 8,4% en octubre (354 millones de dólares mensuales), mientras que las cajas de ahorro en esta moneda disminuyeron un 9,6% (1.093 millones de dólares).

AQ

El viernes habrá un feriado bancario: qué operaciones pueden y no pueden ser llevadas a cabo por el home banking