Skip to content

Deuda: El gobierno dice que está dispuesto a adoptar cambios legales en la oferta

Las autoridades encargadas de negociar la deuda están en diálogo con el FMI y otras instituciones del sistema financiero internacional. Dicen que aceptarían cambios en las cláusulas si hay consenso.

Deuda: El gobierno dice que está dispuesto a adoptar cambios legales en la oferta

Deuda: El gobierno dice que está dispuesto a adoptar cambios legales en la oferta

Argentina dice que está dispuesta a aceptar cambios en la letra pequeña de los bonos de canje. Fuentes oficiales confirmaron que el país está dispuesto a aceptar cambios legales si la comunidad financiera internacional los apoya. “Estamos trabajando para esto”, dijo una autoridad. También señaló que en estas horas, los negociadores de la deuda están discutiendo la arquitectura legal y financiera con los miembros del G-20, el Fondo Monetario Internacional y el Instituto de Finanzas Internacionales, un organismo con sede en Washington que reúne a los principales bancos del mundo.

Esto comenzó hace días, cuando los acreedores privados solicitaron que se limitaran los poderes discrecionales de Guzmán para reagrupar la serie una vez completado el canje y buscar las mayorías que le permitieran modificar los contratos de los bonos (estrategia pacman) sin violar la ley. Bloomberg dijo que los tenedores de bonos habían remitido la cuestión al Tesoro de los EE.UU., el FMI, la Asociación Internacional de Mercados de Capital y la IFI.

Hay un debate a fondo sobre las cláusulas de la CCA y la interpretación dada por Guzmán durante las negociaciones. Para los acreedores e incluso para muchos académicos que siguen estos temas, el ministro argentino ha ido más allá del espíritu de la ley. Guzmán no lo cree así. Una fuente del gobierno argentino consultada al respecto admitió que Argentina mantiene su posición, “pero si la comunidad internacional apoya la innovación, la adoptaremos”. Estamos trabajando en ello. “Actualmente existe un intenso diálogo con la comunidad internacional como el G-20, el FMI y la IFI.

Argentina no obtuvo las mayorías para la conclusión del canje, por lo que la fecha se prorroga nuevamente.

La segunda oferta formal de la Argentina ante la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (había otras dos propuestas en el medio, pero no tenían el estatus de ofertas formales) fue rechazada nuevamente por una gran mayoría de los tenedores de bonos emitidos en dólares y con arreglo a la legislación extranjera. Del total de 64.800 millones de dólares en bonos incluidos en la transacción, sólo el 35% se presentó para el intercambio. Esto significa que casi dos tercios de los bonos aún no han aceptado el intercambio, lo que hace imposible completar la operación con éxito. La primera oferta, presentada en abril de este año, había recibido menos del 15% del apoyo total. Los tres principales comités de acreedores rechazaron la última propuesta de Argentina, lo que significa que eliminarán casi el 60% de los tenedores de valores públicos.

Argentina ha estado negociando con los acreedores desde abril. Las distancias entre las partes son mínimas, del orden de 3.000 millones de dólares en un período de quince años. Argentina se niega a ofrecer más. Los poseedores de los bonos dicen que la oferta aún no ha satisfecho sus demandas. “La única institución en el mundo que tiene la autoridad para actuar en ambos frentes, y también la legitimidad política para hacer cumplir estas decisiones, es el Fondo Monetario Internacional”, dijo Lee Buchheit, un experimentado abogado de reestructuración soberana, en un evento del Consejo de las Américas la semana pasada. Buchheit trabajó durante 47 años en Clearig, Gottlieb, Steen & Hamilton, la firma que defendió a la Argentina en el juicio del siglo.

Hasta ahora, la comunidad financiera mundial se ha mantenido al margen de las negociaciones. Pero los acreedores han recurrido a este caso.