Skip to content

Dólar barato: en junio, el consumo de tarjetas de crédito creció un 42,7% en esa moneda

Con el azul a 127 pesos, la brecha del tipo de cambio está empujando la compra de bienes en el extranjero, especialmente en tecnología.

Dólar barato: en junio, el consumo de tarjetas de crédito creció un 42,7% en esa moneda

Dólar barato: en junio, el consumo de tarjetas de crédito creció un 42,7% en esa moneda

El “dólar barato” aumentó el gasto de los argentinos en tarjetas de crédito en junio. El mes pasado, el consumo en esta moneda aumentó un 42,7% en comparación con mayo, según datos de la empresa consultora First Capital Group.

La diferencia de tipo de cambio entre el dólar oficial y las alternativas se ha convertido en un incentivo para que los que tienen el resto compren productos importados.

Con una brecha que alcanza el 80%, el dólar oficial comenzó a parecer barato, incluso con el 30% de margen de ganancia. La semana pasada cerró a 97 pesos de promedio para los bancos, contra el dólar blue de 127 pesos. Por otro lado, el dinero en efectivo está disponible con el Liqui a 110 Libras y el Dólar a 109 Libras.

Otro factor que impulsa el consumo en dólares es que los productos importados en la Argentina, especialmente los que se venden en los sitios para su compra directa a los usuarios, tienden a ser más caros a la tasa de los dólares alternativos. Esto es especialmente cierto para los temas relacionados con la tecnología. También es importante señalar que el teletrabajo y la educación a distancia han impulsado la demanda en un mercado con poca oferta. Por ejemplo, los cuadernos se han vuelto hasta un 70% más caros que cuando fueron puestos en cuarentena por primera vez.

“Algunas ofertas de viajes post-pandémicas y la necesidad de incorporar tecnología para el trabajo a distancia pueden explicar la reactivación del uso de divisas de la línea”, dijo Guillermo Barbero, socio de First Capital.

Los resultados de la comparación interanual son mixtos. En comparación con junio del año pasado, el consumo en dólares disminuyó un 62,4%. La imposibilidad de viajar al extranjero redujo las oportunidades de gasto, por lo que este colapso es tan abrumador.

En los primeros seis meses del año, los saldos de las tarjetas de crédito en dólares cayeron un 52,8%, aunque han aumentado un 12% en los últimos tres meses.

En términos de operaciones generales, “el uso de tarjetas de crédito aumentó de nuevo en junio, debido a su flexibilidad, la reducción de los costos financieros y la validez del programa Ahora 12”, dijo la consultora. Las transacciones con tarjetas

registraron un saldo de 640.93 billones de pesos el mes pasado, un 8.3% más que en mayo. El crecimiento interanual fue del 59,6%, acelerándose con respecto al mes anterior, y en el primer semestre el aumento fue del 11,9%, frente al 7,3% del segundo trimestre.

El uso de tarjetas está creciendo por encima de la inflación, que ha acumulado un aumento del 44% en los últimos doce meses.

“Esta línea fue elegida por las familias para financiar sus necesidades de consumo, principalmente por su flexibilidad y la reducción de los costos financieros fijados por la autoridad monetaria”, explicó Barbero. “Además, la validez de los programas Ahora 12 asegura que las existencias sigan creciendo.