Skip to content

Dólar: el Gobierno apuesta por el campo y el mercado espera una semana más tranquila

Esperan que esta semana haya una mayor liquidación de la cosecha y menos presión sobre el precio de la moneda, después del "salto" del viernes.

Dólar: el Gobierno apuesta por el campo y el mercado espera una semana más tranquila

Dólar: el Gobierno apuesta por el campo y el mercado espera una semana más tranquila

El metódico deslizamiento de seis a siete centavos por día en los últimos meses es historia. Hemos pasado de una devaluación uniforme y predecible a una devaluación aleatoria y sorprendente. Y con la reducción oficialmente decidida de las retenciones, el nuevo sistema se pondrá a prueba hasta la oferta de dólares.

El viernes el banco central recaudó 0.70 pesos por dólar, lo que es alrededor de 0.92%. Y 0.15 pesos para hoy. “Se espera que haya más estabilidad esta semana ya que el BCRA tiene que demostrar que el cambio no es el comienzo de una ‘aceleración de la devaluación'”, señala Fernando Marull de FMyA.

“Se trata de subidas más desiguales, pero siempre se tiene cuidado de no alejarse demasiado de la inflación o de las monedas emergentes para no perder competitividad”, añade, señalando que “estos días son un déjà vu de los meses previos a la devaluación de 2014.

Gabriel Caamaño de la Consultora Ledesma contribuye a esto: “Están abandonando el tipo de cambio más o menos constante al que han llegado, pero seguirán tratando de asegurar que el tipo de cambio nominal sea más alto que la tasa de inflación o el valor nominal. Y la inflación se está acelerando, así que te dicen que irán más rápido y con sorpresa, con incertidumbre.

“El viernes era sólo el comienzo del mes. Todavía había muchos ahorros en dólares. Hay que ver la caída de los tres puntos de los derechos de exportación, que el fabricante no mueve el amperímetro, cuánto mueve a los exportadores, cuánto margen tienen para vender sin quitarse los zapatos, sin agotar sus propias existencias, para ver cuánto más pueden acelerar”, dice.

El viernes, el banco central tuvo que pagar 150 millones de dólares para satisfacer la demanda. Se estima que las compañías de granos liquidarán 3.000 millones de dólares a finales de año.

Por su parte, Nery Persichini, jefe del departamento de estrategia de GMA Capital, aclaró: “El aumento del precio del crédito en pesos sería marginal y no inclinaría la balanza para que los productores se deshagan del grano, sobre todo si se acelera el nuevo sistema de actualización del precio del dólar y aumenta la probabilidad de una sequía por “La Niña”.

La dinámica de los precios no fue cooperativa. Persichini explica: “La tasa de devaluación de la moneda durante cinco meses supera la tasa de financiación de las empresas. Es preferible ahorrar en granos u otros productos vinculados al precio oficial que ahorrar en instrumentos en pesos”.

Según Federico Furiase de Eco Go, “el BCRA hará todo lo que esté a su alcance para reforzar los controles, dividiendo formalmente el tipo de cambio para evitar un salto repentino del dólar oficial, aunque creo que acelerará la tasa de depreciación del tipo de cambio oficial si la inflación se acelera.

“Y mientras el contexto de la pérdida de reservas, la brecha del tipo de cambio del 90/100% y el riesgo país se mantengan en estos niveles, el BCRA tendrá que validar un ritmo más rápido de devaluación porque, a falta de un programa coherente de política fiscal y monetaria capaz de anclar las expectativas, todo lo que intente evitar sólo ganará tiempo a medio plazo al precio de una pérdida de credibilidad, de amortiguación y de mayores costos en forma de aceleración de la inflación”, asegura.

En Consultatio tienes tu propia opinión sobre este nuevo esquema. “Nuestra interpretación es que estamos en el camino de una política de tipo de cambio maradoniano, inspirada en la teoría del tipo de interés del Banco de Inglaterra, pero aplicada al tipo de cambio: El nombre deriva de la Puerta de Maradona a los ingleses, donde el jugador regateaba de un lado a otro, aparentemente sin una dirección clara”.

Es decir, explican que al final del mes la devaluación del tipo de cambio nominal seguirá siendo del orden del 30% sobre una base anual. Una de las razones que citan es el hecho de que Guzmán ha anunciado que ofrecerá un instrumento en pesos vinculado al valor del dólar.