Skip to content

Dólar líquido: el Gobierno no eliminará las restricciones pero será pragmático en su aplicación

Se refiere al "estacionamiento" que se estableció para operar los dólares que se adquieren en la Bolsa de Valores. También preparan instrumentos para financiar la recuperación post-pandémica.

Dólar líquido: el Gobierno no eliminará las restricciones pero será pragmático en su aplicación

Dólar líquido: el Gobierno no eliminará las restricciones pero será pragmático en su aplicación

Casi dos meses después de que el “estacionamiento” se puso en el mercado, lo que significa que deben transcurrir al menos cinco días entre la compra y la venta de un bono, el gobierno está satisfecho con el impacto de esta medida: El tipo de cambio actual del dólar, que se logra mediante operaciones de bonos conocidas como efectivo con liquidación (CCL) o bolsa de valores, ha caído, y los volúmenes negociados también han disminuido.

“No queremos la ficción de una operación de bonos que no tiene nada que ver con el mercado de capitales” es la frase utilizada por una fuente oficial para resumir la razón de esta medida y evaluar que, aparte de tratar de aliviar la presión sobre estos dólares alternativos, hay cuestiones más bien estructurales que tienen tendencia a: buscar operaciones en el mercado que no cubren el tipo de cambio.

Los bonos en Brasil, México o Colombia, citó, tienen demanda en estos mercados en la moneda local. Si los bonos de un país también tienen demanda en el mundo, eso es genial, dijo, pero no significa que el mercado se utilice para las transacciones de divisas.

Aunque la fuente aseguró que la Comisión Nacional de Valores (CNV) no está preparando ninguna nueva medida dirigida directamente al mercado de valores, pueden afectarla.

“En este mundo global, volátil e incierto, el regulador debe ser pragmático”, definió, afirmando que el objetivo es fomentar el ahorro en el mercado de capitales hacia una actividad de alta calidad.

“La regulación debe lograr lo que queremos lograr: Debe ser calibrado; cuán estricto puede ser y cuánto puede ser relajado” fue otra definición en la línea de pragmatismo que estamos tratando de aplicar.

Por eso aseguró que se había establecido un sistema de alerta temprana, por ejemplo, para determinar la solvencia de los diversos agentes que se regulan.

Evalúa que, en medio de los controles de capital y la trampa del tipo de cambio, el resurgimiento de la emisión de valores vinculados al tipo de cambio oficial (el tipo del dólar) no es algo malo. “No habría sucedido si no hubiéramos dado esta directiva”, dijo.

Como ha sabido este diario, estos serán algunos de los temas que los presidentes de los cuatro principales mercados que operan en Argentina (ByMA, Rofex, Matba y MAE) discutirán con el jefe de la CNV, Adrián Cosentino, el próximo martes a las 14 hs.

También discutirán algunos de los instrumentos que el regulador está introduciendo, centrándose precisamente en la fase post-pandémica. “Si no hay una buena matriz de financiación, es difícil pensar en la reactivación”, concluyeron.

Estos instrumentos incluyen el “Fondo de Solidaridad”, otros para inversiones colectivas centradas en la construcción y el desarrollo de la propiedad, y están evaluando un nuevo instrumento a más largo plazo para la infraestructura.

Estos son los tres ejes principales a lo largo de los cuales buscan desarrollar productos dentro del mercado de capitales.

El “Fondo de Solidaridad”, que ya está en funcionamiento, implica que los fondos se “recaudan” a través de sociedades fiduciarias financieras, que luego se utilizan para políticas públicas. “El objetivo es que el inversor asuma un papel socialmente responsable además de los beneficios generados por la inversión”, resumen. El Ministerio de Desarrollo Productivo, dirigido por Matías Kulfas, evalúa qué tipos de proyectos son viables.

Además de la evaluación de proyectos con el sector privado, se pondrá en marcha una ronda con organizaciones multilaterales para lograr su participación directa o indirecta en estos fondos. Se ha previsto una reunión para la próxima semana.

En los pasillos oficiales, son conscientes de la dificultad de aumentar el ahorro en pesos en medio de los saldos macro, la alta inflación y la expectativa de un aumento del dólar. “No sabemos si es suficiente, pero es la dirección correcta”, analizan sobre el impulso que quieren dar al mercado de capitales.