Skip to content

El drama social se profundiza: la pobreza saltó al 40,9% y afecta a 18,5 millones de personas

Estos son los datos del INDEC para el primer semestre. Entre abril y junio, debido a la pandemia, alcanzó un pico del 47,2%. El panorama sigue siendo el mismo pero entre los niños menores de 14 años: El 60% vive en hogares pobres.

El drama social se profundiza: la pobreza saltó al 40,9% y afecta a 18,5 millones de personas

El drama social se profundiza: la pobreza saltó al 40,9% y afecta a 18,5 millones de personas

La situación social es cada vez más desesperada. Esta tarde el INDEC expresó el alcance de la crisis en cifras. Informó que la pobreza alcanzó el 40,9% de la población urbana en el primer semestre de este año. Si se extrapola esta cifra al número total de ciudadanos del país, se llega a la conclusión de que 18,5 millones de personas tuvieron que vivir con unos ingresos inferiores al umbral de pobreza entre enero y junio.

Sobre la base de la encuesta permanente de hogares realizada por el INDEC, los expertos llegaron a la conclusión de que el problema se había agravado por la pandemia y la cuarentena debida a la cuarentena. La tasa de pobreza alcanzó un máximo del 47,2% en el segundo trimestre de este año, afectando a 21,4 millones de personas.

Hace un año, en la primera mitad de 2019, la tasa de pobreza era del 35,4% en una comparación homogénea. Esto representa un aumento de 5,5 puntos. Hay 2,5 millones más de pobres.

Mientras tanto, la tasa de pobreza aumentó del 7,7% al 10,5%. Hay 1,3 millones más de personas indigentes. De 3,5 millones a casi 4,8 millones.

El aumento de la pobreza infantil es igual o mayor. Hace un año, era un poco más de la mitad de esa cifra, el 52,6 por ciento. Es evidente que de 9.500.000 niños menores de 14 años, 5 millones vivían en hogares pobres hace un año. Ahora son 5,4 millones.

Las cifras oficiales tienen en cuenta las ayudas estatales, como el IFE (ingreso familiar de emergencia), los bonos, las tarjetas de racionamiento de alimentos y otros subsidios pagados durante el semestre.

Para calcular la indigencia y la pobreza, la medición oficial compara el ingreso de la población con los valores de la canasta básica (pobreza) y la canasta alimentaria (indigencia). En junio, una familia típica (una pareja casada con dos hijos menores de edad) necesitaba más de 43.810,70 pesos para evitar caer en la pobreza y más de 18.029,10 pesos para evitar quedar en la indigencia.

Aunque el INDEC no difunde datos por trimestres, “los datos de distribución del ingreso muestran que mientras el ingreso promedio de la población trabajadora se redujo un 16% en términos reales en el año, el ingreso del 10% más pobre se redujo un 28,7% y el del 10% más rico de la población mucho menos -11,9%. Como resultado, la pobreza se situó en un 34,6 por ciento en el primer trimestre de 2020, frente al 47,2 por ciento del segundo trimestre”, dice el economista Claudio Lozano, especialista en temas sociales.

Mientras que el 47,2 por ciento en comparación con el segundo trimestre de 2019 – cuando la cifra era del 36,7 por ciento – para medir el impacto de la pandemia y la cuarentena, se crearon 5 millones de nuevos pobres en 12 meses, de los cuales unos 2 millones son nuevos sin hogar.

La semana pasada Leopoldo Tornarolli, economista del CEDLAS, instituto de la Universidad de la Plata especializado en el estudio de los fenómenos de la pobreza y la distribución del ingreso, dijo en base a la distribución del ingreso reportada por el INDEC que la pobreza en el segundo trimestre debería ser del 47,2%. Proyectado sobre todo el país, esto significa 21 millones de pobres.

Con los mayores índices de pobreza del semestre, destaca la aglomeración con 47,5%, Concordia con 52,2% y Resistencia con 48,7%.

GB