Skip to content

El embajador argentino en los Estados Unidos confirma que Argentina no pagará hoy

Jorge Argüello envió un e-mail a la comunidad argentina y a las personalidades americanas interesadas en nuestro país. Dijo que no se pagará el vencimiento de 503 millones de dólares, pero que continuarán las negociaciones con los tenedores de bonos.

22 mayo, 2020
El embajador argentino en los Estados Unidos confirma que Argentina no pagará hoy

El embajador argentino en los Estados Unidos confirma que Argentina no pagará hoy

El embajador de Argentina en Estados Unidos, Jorge Argüello, envió un correo electrónico a Washington confirmando que Argentina está en mora este viernes porque el país no cumplirá con el pago de 503 millones de dólares que se adeudan hoy, pero también señala que continúan las negociaciones con los acreedores para lograr una reprogramación de la deuda.

En el correo electrónico, escrito en inglés y dirigido a la comunidad argentina en Estados Unidos, a académicos y personalidades estadounidenses que siguen de cerca la actualidad de nuestro país, Argüello se suma al comunicado oficial de la comunidad empresarial que extiende el plazo del intercambio al 2 de junio, pero es el primer reconocimiento oficial de que este viernes no se pagará, algo que el Ministerio no había expresado formalmente, pero que ya se daba por sentado en Buenos Aires y en Wall Street.

De esta manera, caería en un “soft default” ya que los tenedores de bonos aún están negociando y, en su opinión, no acudirán a los tribunales de Nueva York por falta de pago, al menos por el momento. 

“Hoy termina el período de gracia para el pago de los intereses de algunos de los bonos en negociación. Dada la perspectiva de llegar a un acuerdo con sus acreedores sobre los nuevos términos de sus bonos, Argentina pospondrá este pago hasta que se llegue a un acuerdo con los acreedores y se acuerden nuevos términos sobre el interés pagadero por estos bonos”, escribió Argüello.

La prórroga del período de negociación hasta el 2 de junio es “una formalidad en sí misma, pero es un reconocimiento de las conversaciones en curso entre el gobierno argentino y sus acreedores, que necesitan un poco más de tiempo para dar fruto y lograr una reprogramación ordenada de la deuda.

“Argentina y sus asesores pretenden utilizar esta prórroga para continuar las conversaciones y permitir que los inversores sigan contribuyendo a una reestructuración satisfactoria de la deuda. A este respecto, el Gobierno sigue recibiendo las opiniones y sugerencias de los inversores”.

El propio ministro Martín Guzmán admitió el lunes que la fecha de este viernes era “anecdótica”. Fue precisamente en una conferencia organizada por la Cámara de Comercio Argentino-Americana y la Amcham Argentina y presentada por el Embajador Argüello.

Washington. Corresponsal