Skip to content

El Gobierno lanzó el Plan de Gas para importar menos: YPF invertirá 1.800 millones de dólares

Son contratos de cuatro años. Aseguran que el ahorro de impuestos sería de 2.525 millones de pesos. Facilitan las exportaciones y aumentarían las tasas.

El Gobierno lanzó el Plan de Gas para importar menos: YPF invertirá 1.800 millones de dólares

El Gobierno lanzó el Plan de Gas para importar menos: YPF invertirá 1.800 millones de dólares

El presidente de

, Alberto Fernández, presentó el plan de gas este jueves en Vaca Muerta, con proyecciones de recortes de impuestos y una ambiciosa sustitución de importaciones. Las compañías cobrarán 3.50 US$/US$ 3.70 por cada millón de BTU tomado. De esta cantidad, los distribuidores pagarán entre 2 y 2,50 pesos, mientras que el Estado pagará entre 1 y 1,50 pesos.

Los contratos se celebrarán por cuatro años. Según el ejecutivo, la modalidad significará un ahorro de 5.629 millones de pesos en la sustitución de importaciones y habrá un ahorro fiscal de 2.525 millones de pesos en comparación con el régimen actual.

Durante la presentación, el Presidente Alberto Fernández señaló que la producción de gas había disminuido durante la administración anterior. Según datos públicos – confirmados por especialistas como Nicolás Gadano y Alieto Guadagni – la producción de gas aumentó un 15% durante este período. Durante el anterior Kirchnerismo (2004-2015), la disminución de la producción de gas fue del 18%. “La producción diaria fue de 117,7 millones por metro cúbico en 2015 y 135,3 millones por día en 2019. Es un 15% más alto”, dijo el ex ministro de energía Juan José Aranguren.

Dependiendo del sector, las empresas productoras competirán para colocar su producción. La base es de 70 millones de metros cúbicos por día tomados de los distribuidores o de Cammesa – el mayorista de electricidad que compra gas para abastecer las plantas. La diferencia entre lo que pagan los distribuidores y Cammesa (esta cifra oscila entre 2 y 2,50 US$ por millón de BTU) la paga el Estado. En 2021, esto sería alrededor de 1.491 millones de pesos.

YPF, la Cámara de Empresas Productoras (CEPH) y Miguel Galuccio (propietario de Vista) apoyaron la medida con varios premios. Cade, la cámara sectorial presidida por Carlos Magariño, también está apoyando la medida, y los consultores de energía están a la espera de los detalles que se publicarán en los próximos días para evaluar la medida.

El presidente Alberto Fernández anunció que YPF invertirá 1.800 millones de dólares en los próximos años. A los accionistas privados de YPF no parece haberles gustado esta definición, ya que las acciones de YPF cayeron un 5% después del anuncio. El ADR de este documento está en su nivel más bajo desde abril.

“Ha llegado el momento de normalizar”, dijo el presidente Alberto Fernández. Se refirió a las tarifas de gas. Aumentarán el año que viene. Queda por definir cuántos hogares y cuál será la tarifa social. “La idea es ir avanzando paulatinamente hacia un sistema en el que los sectores económicos que tienen capacidad económica vayan asumiendo los costos, mientras que los subsidios se orienten a la demanda, dando prioridad a los usuarios de menores ingresos que necesiten esta asistencia para que el costo de la tarifa no les afecte de manera agresiva”, declararon los asesores del Ministro de Energía Darío Martínez.

Aunque ni Fernández ni Martínez hablaron de ello, la satisfacción de las empresas iría más allá del lado de la exportación. Las empresas podrían exportar con cierta facilidad si dejan que se abastezca el mercado local.

Argentina importa gas durante los meses fríos (abril a agosto), pero tiene mucho durante el resto del año. La obligación del ejecutivo sería permitirles obtener licencias de exportación si suministran al mercado local. El ex Ministro de Energía, Sergio Lanziani, había rechazado esta posibilidad.

“De continuar la actual disminución de la producción, el costo de las importaciones entre 2021 y 2023 ascendería a 9.646 millones de dólares estadounidenses”, explicó la oficina del Secretario Martínez. “La aplicación de este estímulo reducirá las importaciones a 4.020 millones de pesos, lo que significa un ahorro de 5.629 millones de pesos”, añadieron.

Según el gobierno, las empresas productoras se han comprometido a pagar 5.000 millones de pesos por estos estímulos. Hasta ahora, no se han hecho planes por parte de las empresas que puedan identificar dónde se harán estas inversiones o quién las hará.

El nuevo plan incurrirá en gastos fiscales de 5.062 millones de pesos durante el período 2021-2024, lo que resultará en un “ahorro fiscal” de 2.574 millones de pesos. El Comité Ejecutivo no proporcionó ningún detalle sobre cómo se calculó esta cifra. Se supone que esto está relacionado con la disminución de las importaciones.

Según la presentación, la promoción de la producción nacional “reemplaza las importaciones de GNL y el consumo de combustibles líquidos, proporcionando seguridad a largo plazo. No está claro cuán alto será el volumen de la sustitución de importaciones y qué precio se pagará por ella.

“Esto le da a los productores previsibilidad en los precios y términos de los contratos y normaliza un mercado de gas que ha estado sujeto a severas distorsiones en los últimos años para satisfacer eficientemente la demanda de todos los segmentos”, dice la directiva oficial.