Skip to content

IFE ANSES: desempleados, trabajadores informales y personas con un solo ingreso, el perfil de los que cobran el bono

El 62% de los 9 millones de beneficiarios no tienen empleo formal. El 10 de agosto, comienza la tercera ronda de pagos.

IFE ANSES: desempleados, trabajadores informales y personas con un solo ingreso, el perfil de los que cobran el bono

IFE ANSES: desempleados, trabajadores informales y personas con un solo ingreso, el perfil de los que cobran el bono

Desempleados, trabajadores informales y personas que trabajan por su cuenta. En el caso de las personas que reciben el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), la asistencia proporcionada por el Estado para aliviar los efectos de la cuarentena.

Un informe de la ANSES muestra que de los 9 millones de beneficiarios, 5,6 millones de personas (61,7%) son trabajadores informales o desempleados. También hay 2,4 millones (7,8%) que reciben la Prestación General por Hijo (AUH) o la Subvención por Embarazo (AUE). También se incluyen 700.000 trabajadores solteros de las categorías A, B o de un solo ingreso (2,1%) y 180.000 trabajadores de hogares privados y titulares del plan PROGRESAR (1,4%).

El informe también muestra que sólo uno de cada 10 de los beneficiarios tuvo un trabajo en los meses anteriores a la aplicación del IFE. “Entre febrero de 2019 y enero de 2020, sólo 826.195 personas (9,3%) tuvieron un trabajo registrado durante al menos un mes y recibieron un promedio de 13.046 pesos durante cuatro meses”.

Los datos oficiales muestran que uno de cada cinco argentinos recibe este bono de 10.000 pesos: “El IFE alcanza en promedio el 19,5% de la población total del país”, dice la ANSES, y afirma que “un análisis de su alcance en las distintas provincias muestra una clara concentración en aquellas con los indicadores sociales más débiles”.

El mayor número de beneficiarios se concentra en las provincias más pobres. Especialmente en los distritos del Nordeste (Misiones, Chaco, Santiago del Estero y Formosa), donde entre el 23,1% y el 28,9% de la población recibe el IFE. En el noroeste (Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja y Tucumán), el porcentaje de la población que recibe la ayuda oscila entre el 22,1% y el 28,6%. En las provincias de la Patagonia (Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego), la bonificación oscila entre el 12,5% y el 16,8% de los hogares. Mientras que en la ciudad de Buenos Aires sólo el 11,9% – uno de cada 10 porteños – reciben el IFE.

Se pueden encontrar cifras similares al comparar los beneficiarios del IFE con la población económicamente activa (PEA) de cada provincia: Mientras que el promedio nacional es del 44%, aumenta del 55,3% al 80,1% en el Nordeste y del 52,9% al 71,0% en el Noroeste. En la Patagonia, sin embargo, pasa del 29,6% al 42,2% y en la CABA es sólo el 23,2%.

El 10 de agosto se comenzará a desembolsar la tercera ronda del IFE, que también ascenderá a 10.000 pesos y llegará a 9 millones de personas, al igual que en las dos rondas anteriores. Según el calendario establecido por Anses, en las dos primeras semanas se pagará a los que también reciben la AUH y la AUE, y a partir del 25 de agosto se añadirán los restantes beneficiarios. Esto significa que el pago termina el 1 de septiembre. En todos los casos esto se hará por transferencia bancaria.

En las próximas semanas, el gobierno tendrá que decidir si habrá un cuarto pago de la prima o si pasará a un plan de ingresos básicos, que es más limitado y se centra en los desempleados y los sectores más vulnerables, es decir, más de 3 millones de personas.