Skip to content

La charla de ideas, termómetro del espíritu emprendedor: ¿Con quién habló el Presidente?

Hubo comentarios efusivos en el discurso de apertura del titular del Coloquio. El silencio y las críticas a Alberto Fernández. "¿Con quién habló el Presidente?", preguntaron en las conversaciones más privadas.

La charla de ideas, termómetro del espíritu emprendedor: ¿Con quién habló el Presidente?

La charla de ideas, termómetro del espíritu emprendedor: ¿Con quién habló el Presidente?

Como de costumbre, Alberto Fernández habló en Idea esta mañana, después de que el Presidente del Coloquio, Roberto Alexander, diera uno de los discursos “más inspiradores y desgarradores” después de los comentarios en público y en la charla abierta del Coloquio. El contrapunto es curioso porque aunque el Presidente Fernández citó a Benedetti para señalar que se puede salir del pozo, Alexander dejó claro que “todos sabemos que se puede estar un poco peor”. Pero lo más atractivo y entusiasta antes de un coloquio que, por primera vez en su historia, reunió a 14.500 personas a través de YouTube, fue cuando Alexander publicó “No quiero una Argentina cancelada” en obvia referencia a su calidad institucional.

Cuando el Presidente comenzó y estaba casi en línea con la pandemia, estornudó correctamente en el pliegue del codo. El silencio en la sala de chat sobre sus palabras fue notable; en cambio, los brillantes comentarios sobre Alexander resplandecían.

Estaba claro desde el principio que Fernández no quería endulzar sus oídos. En ese momento, en las conversaciones privadas, la gente preguntaba con quién hablaba el presidente.

La primera persona que se atrevió a hablar en público fue Facundo Favelukes de BVS TV: “¿Cuándo comenzará a ver y a manejar”, escribió .

Y cuando defendió la reforma judicial, fue el sindicalista Julio Piumato quien se pronunció en contra del concepto con acusaciones.

“La ‘reforma judicial’ a la que se enfrenta este gobierno no responde a las necesidades de la mayoría de los argentinos”. Se necesita un plan estratégico para sacar al poder judicial de la postración y asegurar que cumpla los objetivos establecidos en la constitución nacional, que básicamente garantiza su independencia y no el interés del gobierno en el poder”, añadió.

Piumato animó a los demás: “La Presidenta dice cosas que Cristina contradice. El problema de la desconfianza es que no está desafiando a Cristina Fernández. Parece que ella está a cargo. Por eso no puedo creerla”, dijo Héctor Alfredo Poli, director de Pluspetrol.

“Desafortunadamente su palabra está tan devaluada que no es creíble”, siguió el desarrollador Alejandro Gawianski.

“El día que practiquemos la autocrítica integral, y no sólo la crítica al predecesor como la causa de todo el mal, podremos salir”, disparó Santiago Pordelanne, CEO de Equifax. BVS FERNSEHEN AG.

“Este modelo de país donde la autoridad está centralizada en el ‘puerto’ hizo posible planear un destino común. Durante décadas, la autoridad del Estado fue débil”, señaló Julio Burdman.

Fue José Urtubey quien se sintió decepcionado por estas críticas y celebró la “visión de un país federal y el impulso que dará al trabajo en general”. El desafío es equilibrar las variables macroeconómicas”, dijo nuestras fuentes.

El presidente se despidió con un “cuenta contigo” e incluso anticipó un plan de gas para aumentar la producción en Vaca Muerta. Nadie en la sala de chat lo apoyó.