Skip to content

La Inspección General de Justicia ordenó la suspensión de las elecciones en el CAME

El jefe de la IGJ, Ricardo Nissen, decidió detener el evento que se iba a realizar este viernes. La investigación sobre la gestión de los fondos debido a una queja de un asociado.

La Inspección General de Justicia ordenó la suspensión de las elecciones en el CAME

La Inspección General de Justicia ordenó la suspensión de las elecciones en el CAME

La Inspección General de Justicia de la Nación (IGJ) suspendió la Asamblea General Ordinaria de la Cámara Argentina de la Pequeña y Mediana Empresa (CAME).

Según las informaciones, la IGJ habría encontrado irregularidades en el desarrollo de las elecciones para renovar las autoridades del CAME y habría emitido una advertencia a su presidente, Gerardo Díaz Beltrán. La razón: Díaz Beltrán no habría permitido la oficialización de listas distintas a la suya y quería renovar su mandato este viernes.

El Inspector General del Poder Judicial, Ricardo Nissen, ya había suspendido una reunión del Consejo de Administración del CAME el 27 de agosto, porque había rechazado documentos solicitados por Navarro el pasado mes de mayo, como el presupuesto del año 2020, los balances de los años 2017 a 2019 y los detalles de las inversiones realizadas por la institución en 2019.

El conflicto en la CAME se originó a principios de agosto de este año cuando un miembro de la CAME llamado Pedro Salas pidió a la IGJ que interviniera en caso de irregularidades en el manejo de los fondos. El presidente de la Sociedad Rural de Córdoba pidió que se investigara el manejo, la distribución irregular y el posible desvío de más de 353 millones de pesos de fondos del Instituto Argentino de Capacitación Profesional y Tecnológica para el Comercio (INACAP). Fundado en 1975, el INACAP, que se financia con la contribución obligatoria del empleador, ha estado proporcionando capacitación a empleados y empleadores a través de la CAME desde 2008.

En respuesta a la primera demanda, el IGJ intervino en el conflicto. A continuación, designó a dos inspectores o supervisores para que analizaran la situación de la presunta gestión irregular de los fondos de esta entidad. Estos fueron los doctores Martín Blanco y Ana Castagnino.

Se presentó entonces una segunda denuncia. En este caso fue presentado por el primer vicepresidente de CAME, Diego Navarro, por violación del derecho a la información.

CAME se compone de casi 1500 asociaciones o cámaras y más de 600 mil empresas.