Skip to content

La misión del FMI llega y se ve con Guzmán, Pesce, la CGT y los opositores

La primera misión que hace un equipo de la organización es la que llega a Argentina este martes. Están preparando otro viaje para noviembre.

La misión del FMI llega y se ve con Guzmán, Pesce, la CGT y los opositores

La misión del FMI llega y se ve con Guzmán, Pesce, la CGT y los opositores

Desde que la pandemia de coronavirus comenzó a extenderse en los Estados Unidos, y en particular en Washington DC, el Fondo Monetario Internacional suspendió sus viajes y su personal comenzó a trabajar a distancia, como en muchos otros lugares.

Por esta razón, el equipo del FMI que llega a Buenos Aires este martes para iniciar el intercambio para refinanciar el préstamo anterior es la primera misión que se llevará a cabo en persona entre los técnicos de la agencia y los funcionarios del país.

Este viaje será corto y se centrará en dar a Julie Kosack (la número dos de la División del Hemisferio Occidental) y a Luis Cubeddu, el economista a cargo de las relaciones con Argentina, una experiencia de primera mano de la compleja situación económica del país. Se les unirá Trevor Alleyne, el representante residente del FMI en el país.

Después de este intercambio inicial, ya está previsto que la misión del FMI regrese en noviembre para una nueva ronda de negociaciones una vez que se haya completado esta primera fase de exploración.

El gobierno tratará de transmitir la complejidad de la actual situación económica, con el 40,9% de la población viviendo por debajo de la línea de pobreza y una recesión que ha llevado el PIB a los niveles de 2006. Por ejemplo, estiman que la economía no volverá a su nivel prepandémico hasta 2023, según las previsiones del Ministerio de Economía.

Tan pronto como el fortalecimiento de los inventarios esté en vigor durante tres semanas, y tras el paquete de medidas anunciadas el jueves pasado para traer los codiciados dólares de la cosecha de soja de este año -de los que aún quedan unos 7.000 millones de dólares- numerosos funcionarios del Ministerio de Economía, Desarrollo Productivo y Trabajo, pero también del Banco Central, mantendrán conversaciones con los dos funcionarios del FMI.

Al igual que en otras visitas a organismos, el personal del Fondo se reunirá con representantes de la CGT, economistas del sector privado y legisladores de la oposición.

Kosack y Cubeddu llegan a Buenos Aires a una hora determinada: Con reservas en medio de la pandemia, fuentes del FMI nuestras fuentes aseguraron que los técnicos del FMI “seguirán las instrucciones de las autoridades sanitarias en cuanto a logística y precauciones”.

Negociar la deuda con el FMI significa obtener un nuevo préstamo para pagar el anterior. Durante el gobierno de Mauricio Macri, Argentina acordó un crédito contingente de 57 mil millones de dólares, el mayor en la historia de la organización.

Sin embargo, este préstamo fue reducido: Después de que Argentina transfirió 44.000 millones de pesos en 13 meses, no recibió más desembolsos del FMI en vista del cambio de gobierno. El último sorteo se recibió en julio de 2019; las elecciones de la ODEPA congelaron el sexto desembolso, que estaba previsto para septiembre del año pasado.

El Ministro de Economía, Martín Guzmán, asegura que el gobierno tiene la intención de obtener un nuevo préstamo para pagar el anterior y que no se buscan nuevos dólares para financiar el país.

El gobierno argumenta que las negociaciones con el FMI llevarán tiempo. Aunque el capital con el fondo no será exigible hasta septiembre del próximo año (mientras que los intereses se pagan trimestralmente), la intención oficial es llegar a abril con la finalización de la emisión.

El hecho es que Argentina tendrá que negociar otra parte de la deuda en mayo de 2021: unos 2.000 millones de dólares de deuda con el Club de París. Este grupo de países exige un programa con el FMI para poder reunirse e intercambiar opiniones con los funcionarios argentinos.