Skip to content

La muerte de Jorge Brito: la operación de rescate de los restos del helicóptero

La Policía de Salta, Vialidad Provincial y el Ejército Argentino trabajaron juntos.

La muerte de Jorge Brito: la operación de rescate de los restos del helicóptero

La muerte de Jorge Brito: la operación de rescate de los restos del helicóptero

Tras la muerte del banquero Jorge Brito después del accidente de su helicóptero en la zona de la represa Cabra Corral, a 85 kilómetros de la ciudad de Salta, los restos del avión dañado fueron recuperados en Coronel Moldes en una difícil operación conjunta entre la policía de Salta, las carreteras provinciales y el ejército argentino.

El viernes pasado por la tarde, el avión se estrelló accidentalmente en el río Juramento donde se registraron dos muertes.

La operación de rescate de los restos comenzó a las 6 a.m. del domingo y duró más de 6 horas. Las fuentes de la operación indicaron que todo lo que se sacó fue llevado al taller aeronáutico en los hangares de la aviación civil del Gobierno de la Provincia de Salta en el Aeropuerto Internacional Martín Miguel de Güemes.

De esta manera, la Comisión de Investigación del Ministerio de Transporte de la Nación, que ha viajado principalmente desde la provincia de Córdoba, continuará allí con las tareas de peritaje destinadas a identificar las causas del accidente de helicóptero y obtener más datos sobre la causa del incidente.

Con el apoyo de personal de la Policía de Salta y del Ejército Argentino, después de más de seis horas de trabajo, los restos del helicóptero del empresario fallecido fueron recuperados del lecho del río Juramento cerca de la represa Cabra Corral, a más de 75 kilómetros al sur de la capital Salta.

Ayer, los expertos trabajaron todo el día con el helicóptero en el lecho del río. Luego anunciaron que mañana se publicará un primer informe con datos de las encuestas del avión.

El Ministro de Seguridad de Salta, Juan Manuel Pulleiro, anunció que para retirar los restos del barco dañado se cerraron las compuertas de la represa de Cabra Corral para que el nivel del río, que también es bajo, pudiera bajar y los aviones con maquinaria pesada pudieran ser retirados de las carreteras de la provincia.

También notó que el rotor de cola estaba completamente separado del resto de la nave, que pesa entre 1.200 y 1.400 kilogramos.

Pulleiro informó sobre los nuevos detalles del trágico accidente en el que murieron Brito y su copiloto Santiago Beauden. Hicieron el mismo viaje en helicóptero del gobierno sobre la zona de la presa Cabra Corral, a 85 kilómetros de la capital Salta, y admitió que era difícil ver los cables del teleférico.

“El cable se rompió en la cola del helicóptero, el motor y el rotor de cola se quedaron sin, lo que provocó que se colapsaran inmediatamente”, dijo el funcionario, aunque señaló que la investigación está siendo llevada a cabo por la Autoridad Nacional de Aviación Civil (ANAC).

“Atrae nuestra atención porque ha estado ahí durante muchos años. No podemos saber cómo ocurrió todo esto porque no tenemos información oficial sobre el accidente, la policía y la protección civil hasta ese momento”, añadió.

El propio Secretario de Turismo de Cabra Corral, Eduardo Muratore, dijo que “el teleférico forma parte de una empresa llamada Salta Rafting, autorizada por el Ministerio de Turismo, todos ellos realizan actividades de aventura”.

AFG