Skip to content

Martin Guzmán dijo que hasta 2024 los pagos de la deuda se reducirán en 42.500 millones de dólares.

Los ahorros se producen porque los cupones de interés caen en promedio del 7% al 3%. El capital adeudado se redujo en un 1,9%. Aseguró que no habrá un plan económico, sino objetivos.

Martin Guzmán dijo que hasta 2024 los pagos de la deuda se reducirán en 42.500 millones de dólares.

Martin Guzmán dijo que hasta 2024 los pagos de la deuda se reducirán en 42.500 millones de dólares.

Más aliviado que en anteriores apariciones, el Ministro de Economía Martín Guzmán reveló ayer los detalles del acuerdo al que llegó con los principales tenedores de bonos en la renegociación de la deuda externa. Aseguró que la ayuda aliviará financieramente al país para que pueda intentar reactivar la economía si la pandemia lo permite, aunque reconoció que esto no sería suficiente.

“Es un paso importante, pero no resuelve todos los problemas de la economía argentina”, mencionó en la conferencia del Palacio de Hacienda, a la que asistieron todos los secretarios que forman su equipo en el ministerio.

En cuanto a las negociaciones, reconoció que “es conveniente que sean duras porque cada uno defiende sus intereses a toda costa” y dijo que, así como el Estado argentino había renunciado en una parte, también sabía que los acreedores lo habían hecho.

“No hay un acuerdo perfecto, porque si fuera perfecto para una parte, la otra no lo aceptaría. Lo que hemos hecho es perseverar, haciendo el mayor esfuerzo posible para cumplir las condiciones que la Argentina necesitaba, y los acreedores también han hecho esfuerzos considerables, y reconocemos esos esfuerzos”, dijo.

Después de mencionar la cancelación de la deuda, que se concretará en el nuevo calendario de vencimientos previsto (que vendrá después de que se concluya el canje el 24 de agosto), expresó su optimismo sobre la operación. “Tendremos una participación muy alta, es nuestra expectativa. Ahora estamos sumando el grupo más grande”, dijo en respuesta a una pregunta de los periodistas, entre ellos nuestras fuentes.

Según los tenedores de bonos, los fondos de los tres grupos con los que el gobierno ha negociado, ascienden al menos a la mitad de los bonos a intercambiar. Si esta cantidad se añade al 35% logrado con el recorte del viernes pasado, la proporción superaría el 80% calculado por el mercado.

“Esperamos que se activen las cláusulas de acción colectiva y que la Argentina pueda resolver plenamente el problema de la deuda”, añadió el ministro en referencia a las normas “antibalas” que incluyen a los tenedores de bonos que no expresan su intención siempre que se alcancen ciertos porcentajes.

En detalle, Guzmán presentó un gráfico que muestra cómo cambiará el perfil de vencimientos, diciendo que el alivio de la deuda logrado con la oferta acordada con los tenedores de bonos canjeables ad hoc y el comité de acreedores está en línea con el hecho de que el estado enfrentará una menor carga de deuda de 42.500 millones de dólares estadounidenses en los primeros 5 años.

De hecho, dijo que entre 2020 y 2024, el Estado tendrá vencimientos de 4.500 millones de dólares si se incluye la deuda de las leyes extranjeras y argentinas.

también añadió que mientras que antes se pagaban 7 dólares de intereses por cada 100 dólares de deuda argentina, ahora la cifra se ha reducido a 3: “Se trata de una combinación de una reducción de la tasa de interés promedio de alrededor del 7% al 3,07% y una reducción adicional del 1,9% del capital adeudado”, explicó.

El gobierno trabajó para extender la oferta de intercambio hasta el 24 de agosto mediante la publicación de un anexo en el Diario Oficial ayer y luego en los días siguientes para formalizar el cambio con la propuesta acordada con los acreedores.

El Ministro también mencionó que ahora que tienen el acuerdo también sobre los aspectos legales con los tenedores de bonos, buscarán apoyo internacional para la adopción de una estructura similar a la implementada por Argentina (y similar a la estructura implementada por Ecuador en el intercambio concluido ayer).

Consultados sobre el programa económico, dijeron que tienen una estrategia con objetivos a seguir pero no un plan. “No creemos que este sea el camino correcto. Nunca ha funcionado en Argentina, por razones que están claras, se ha hecho varias veces. Mantener una cierta flexibilidad es crucial. Definimos objetivos y principios para tratarlos”, dijo.

El ministro calificó de “necesario” un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional porque Argentina no tiene la capacidad de pagar al FMI en los plazos establecidos. “No sería prudente, saludable o razonable no abordar este problema”, dijo.

reconoció que el acuerdo con los tenedores de bonos es importante en varios aspectos, incluida la posibilidad de que las empresas obtengan financiación en el extranjero en mejores condiciones. “Finalmente, llegamos a un acuerdo esta mañana (ayer): Esto no ha terminado todavía, pero es un paso decisivo que nos coloca en una posición ventajosa para completar esta reestructuración de manera ordenada”, añadió.

Sobre la mejora específica de la oferta de intercambio, que se formalizó ante la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (SEC) a principios de julio, señaló que representa un aumento de 1,3 puntos, que los acreedores aprecian. “Para nosotros, al entrar en el mismo ejercicio económico, no nos cambia, porque lo que se ha hecho es principalmente cambiar los plazos de pago”, argumentó