Skip to content

Piden una jubilación mínima de 30.000 pesos para el endurecimiento de la cuarentena.

Eugenio Semino, un defensor de los ancianos, pidió ayuda extra ante el continuo aislamiento y el aumento del costo de vida.

Piden una jubilación mínima de 30.000 pesos para el endurecimiento de la cuarentena.

Piden una jubilación mínima de 30.000 pesos para el endurecimiento de la cuarentena.

En una carta al ejecutivo nacional, el Defensor de los Ancianos, Eugenio Semino, pidió un aumento extraordinario del complemento de la pensión mínima a 30.000 pesos, casi el doble de su valor actual (16.864 pesos), para ayudar al principal grupo de riesgo de la pandemia de coronavirus.

La solicitud, dirigida al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, pide que la ayuda adicional se mantenga durante el período de cuarentena estricta.

“Ante el nuevo anuncio del endurecimiento de la cuarentena, y con el fin de garantizar la salud y la vida de los ancianos, que son las principales víctimas de la pandemia, el órgano ejecutivo nacional debe proporcionar una ayuda excepcional durante todo el tiempo que dure el estado de emergencia, equivalente a una suma que aumente los activos de los pensionistas, es decir, de los jubilados, a por lo menos 30.000 pesos”, dijo Semino.

Con un tono crítico, el defensor continuó: “La salud no está garantizada en el miedo y las fuerzas de seguridad. Requiere realismo y razón. Las personas mayores o aquellos que les ayudan a trabajar en trabajos no declarados cambian para sobrevivir. Si no se necesita ayuda, la desesperación las llevará a violar y amenazar su supervivencia.

El objetivo de la Oficina del Defensor de las Personas de Edad es acercar el ingreso mínimo a la canasta básica del pensionista. Según la agencia, en abril, una persona mayor necesitaba 45.000 pesos para cubrir sus necesidades básicas debido al aumento de los alimentos y el costo de vida en general.

A principios de año, el gobierno concedió una bonificación de 10.000 pesos y luego, por decreto, fijó un aumento del 9% en marzo y del 6,2% en junio, que es inferior al 11,56% y al 10,59% que habría correspondido en estos períodos debido a la suspensión de la movilidad en diciembre. Ahora los próximos incrementos, que se aplicarán en septiembre y diciembre, también están siendo determinados por el ejecutivo.

En su momento, Semino advirtió que los pensionistas y jubilados “pierden 5 puntos en este caso, además de los otros 5 puntos perdidos en el caso anterior”. Y concluyó: “Los criterios de justicia y proporcionalidad se rompieron”.

JPE