Skip to content

Tierra del Fuego: Multinational Brightstar leaves Argentina

Produce teléfonos celulares, tiene 2 plantas, 526 empleados y está buscando un "socio estratégico". Mirgor, entre las posibles partes interesadas.

Tierra del Fuego: Multinational Brightstar leaves Argentina

Tierra del Fuego: Multinational Brightstar leaves Argentina

La preocupación en Tierra del Fuego es lógica. El fabricante de teléfonos móviles Brightstar, una corporación multinacional que produce para Samsung y LG y tiene 2 plantas y más de 500 empleados, “está buscando oportunidades” para salir de Argentina. Una fuente corporativa de alto nivel confirmó a nuestras fuentes que están buscando “un socio estratégico” para hacerse cargo de la operación como parte de un proceso global de “desinversión en varios mercados, incluyendo el argentino”. No es una tarea fácil, ya que Brightstar es una de las empresas más importantes del régimen minero de Föhrgish.

La versión de una posible salida de Brightstar comenzó a circular hace un mes. Sin embargo, en las últimas horas se han intensificado los contactos con posibles interesados, sin éxito hasta ahora. El nombre que más resuena es Mirgor, que también produce teléfonos móviles para Samsung y podría hacerse cargo de una parte importante de la operación. De hecho, los ejecutivos de la empresa coreana se reunirán con las dos compañías este martes por la tarde para discutir alternativas, incluyendo una fusión o reubicación de las líneas de producción. “El mayor obstáculo es el alto costo de la mano de obra”, dijeron varias fuentes de la industria.

La preocupación por el futuro de Brightstar en el país ha causado un gran revuelo en varios círculos. En las últimas semanas, el Gobernador de la isla, Gustavo Melella, se ha interesado personalmente en el tema y ha consultado directamente con Mirgor sobre si Mirgor tiene la intención de comprarlo. También ha habido contactos sindicales con empresas e incluso con el gobierno para evitar despidos. Sin ir más lejos, el jefe de la UOM, Antonio Caló, expresó su preocupación por la situación de los empleados de Brightstar en una reunión en la Casa Rosada la semana pasada. Se lo dijo al Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

El caso Brightstar es extremadamente complejo y tiene muchos aspectos. La multinacional se instaló en el país en 2003 cuando el gobierno de Eduardo Duhalde reabrió el régimen de producción. Desde entonces, ha coexistido con otros 13 grupos, entre ellos Newsan, Mirgor, Radio Victoria, BGH y Philips, y recibe beneficios fiscales por sus actividades. En el contexto actual, las opciones para su salida son muy limitadas. “En las últimas semanas, se lo han ofrecido a varios, pero no han encontrado un comprador”, dijo una fuente calificada de la industria. Ya hay 28 compañías globales que han cerrado o están buscando socios, incluyendo Falabella, Latam, Glovo y Walmart.

Sin embargo, la decisión fue tomada y es parte de un proceso de reestructuración global de la compañía que ensambla y distribuye electrónica para varias marcas multinacionales. Era parte del grupo japonés Softbank y su principal cliente global es Samsung. El principal precedente se produjo el mes pasado cuando Brightstar fue adquirida por un fondo de capital privado que ahora está revisando la rentabilidad de sus operaciones en los mercados en los que opera.

En Argentina, Brightstar tiene 526 empleados directos (de un total de 7840 o el 6,7% de la industria) y produjo 559.697 teléfonos móviles (de un total de 3.732.135 o el 15%) de enero a septiembre. Su partida es un duro golpe para las arcas provinciales y también para las marcas que dependen de su actividad. En la reunión de esta tarde, Samsung examinará la posibilidad de concentrar toda su producción de teléfonos inteligentes en Mirgor, una empresa del Grupo Iatec. Tampoco es fácil. La empresa dice que está interesada, pero sólo puede mantener a la mitad de sus empleados.

Mirgor no sólo fabrica teléfonos móviles y televisores: otra área de negocios es la de sistemas de aire acondicionado para automóviles, uno de cuyos principales clientes es Toyota. Además, hace dos años compró Famar, uno de sus competidores, una empresa en la que empleaba a 200 personas. Hoy en día, la empresa tiene un total de 1.200 empleados repartidos en sus 3 plantas en la zona de Río Grande.