Skip to content

Una familia de clase media de Buenos Aires necesitaba 3.517 pesos por día en septiembre para cubrir sus gastos.

En el mes, los gastos de una familia típica de clase media ascendieron a 105.516,75 pesos.

Una familia de clase media de Buenos Aires necesitaba 3.517 pesos por día en septiembre para cubrir sus gastos.

Una familia de clase media de Buenos Aires necesitaba 3.517 pesos por día en septiembre para cubrir sus gastos.

Según el informe mensual de precios del Centro de Educación Servicios y Asesoramiento al Consumidor (CESyAC), un grupo familiar de clase media formado por una pareja y dos niños necesita $105,516.75 para vivir en la ciudad de Buenos Aires. Según esta medición, el 76% de esta cantidad se utiliza para pagar los servicios básicos.

Debido al constante aumento de los precios de los bienes y servicios en el área de Buenos Aires, el presupuesto familiar se está encareciendo de mes en mes. Por ejemplo, en septiembre se necesitaban 3.517,22 pesos por día para cubrir los gastos.

De esta cantidad, 2.684,38 pesos se destinan a contratos de servicios domésticos básicos y 832,84 pesos a la compra de bienes de consumo masivo.

Los productos de consumo masivo registraron un aumento medio del 2,61%, siendo los más significativos los de frutas y verduras (10,34%) y carne (3,49%). Otra medición privada de una cesta de 21 productos (alimentos) realizada por la asociación Consumidores Libres mostró un aumento medio del 4,31%.

“Dentro de la categoría de servicios domésticos básicos, que aumentó en un 2,48%, el incremento fue particularmente marcado para los productos farmacéuticos (4,97%) y los combustibles (4,38%). Además, se destacó el aumento del seguro del automóvil (20%). Mientras tanto, se hizo un ajuste del 2% en los votos de la ABL”.

Este informe, preparado por el CESyAC en colaboración con el líder de Buenos Aires Fernando Barrera, trata de los precios de la cesta de alimentos y servicios. La encuesta abarca, entre otras cosas, el alquiler de un apartamento, el coste de un coche de diez años, el pago de medicamentos prepagados, las tasas de una escuela privada para dos niños y la pertenencia de la familia a un club.

El último indicador de inflación de la ciudad de Buenos Aires se refiere a las fluctuaciones de precios en agosto, cuando los precios subieron en promedio un 2,4%, según la oficina de estadísticas de la ciudad. Cuando se midió por el CESyAC, la inflación en septiembre fue del orden del 2,51%, mientras que la fluctuación interanual de los precios fue del 25,10%.

Del total de 50 productos incluidos en la cesta de Cesyac, 15 productos están incluidos en el acuerdo celebrado con el gobierno nacional sobre “Precios cuidadosos” con efecto a partir del 1 de julio de 2020 – versión AMBA – con vencimiento anual y revisiones trimestrales).

“Además, también se observaron incrementos interanuales en el acero para el mismo producto, como el kilo de zanahorias, que se encareció en un 187,12% (costó 37,75 pesos en octubre de 2019 y actualmente vale 108,38 pesos). Mientras tanto, el paquete de 500g de polenta subió de 37.03 a 77.74 pesos en un año, un cambio de 109.98%. La salsa de tomate valía 33,13 pesos, mientras que ahora vale 56,73 pesos (71,23% más cara en doce meses)”, dice el informe.

Los únicos tres artículos cuyo precio ha bajado en comparación con el año pasado fueron el arroz, la leche y el jabón de lavar.

En un año los salarios cayeron casi un 7% en relación con la inflación