Skip to content

Vivo: Martin Guzmán destacó que el acuerdo con los tenedores de bonos “es un paso importante en el proceso de calmar la economía

El Ministro de Economía añadió que "era necesario resolver este problema para dar certidumbre al sector privado".

Vivo: Martin Guzmán destacó que el acuerdo con los tenedores de bonos

Vivo: Martin Guzmán destacó que el acuerdo con los tenedores de bonos "es un paso importante en el proceso de calmar la economía

El ministro de Economía Martín Guzmán presidió una conferencia de prensa en la micro sala del Palacio de Hacienda para explicar con más detalle el acuerdo alcanzado por Argentina y tres grupos de acreedores sobre la reestructuración de la deuda externa.

“Después de meses de negociaciones, hemos llegado a un acuerdo con un grupo mayoritario de acreedores externos. Es un paso muy importante en el proceso de calmar la economía argentina y resolver la crisis que Argentina ha estado enfrentando desde abril de 2018”, evaluó Guzmán.

El funcionario a cargo de las negociaciones dejó en claro que “este es un paso importante, pero no resuelve todos los problemas de la economía argentina”.

El funcionario nacional revisó luego cómo la etapa final del problema de la deuda terminó en una “situación asfixiante” para el país y que fue “muy mala para la economía y la sociedad argentina” porque “se necesita espacio para las políticas públicas”.

“Era necesario resolver este problema para dar al sector privado la certeza de que habría condiciones de cierta previsibilidad para un desarrollo normal”, añadió.

Guzmán señaló que el acuerdo con el grupo mayoritario de acreedores fue un “paso decisivo”, pero que las negociaciones “no concluyeron”, aunque Argentina quedó en una “posición favorable”.

“El alivio que esto traerá creará las condiciones para la recuperación de las finanzas públicas, dará seguridad al sector privado y dará a la Argentina otra plataforma para despegar cuando la pandemia (del coronavirus) le dé un respiro”, dijo el titular del Departamento Económico.

Guzmán dijo que Argentina tendrá “un horizonte claro en el corto plazo” con vencimientos de “4.500 millones de dólares entre 2020 y 2024, incluyendo la deuda bajo la ley de Nueva York y la deuda de Argentina”.

Con respecto a las negociaciones en curso con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para modificar los términos del programa que el país ha solicitado para acceder a unos 56.000 millones de dólares, Guzmán advirtió que “la Argentina no está en condiciones” de pagar al organismo multilateral de crédito “en el plazo establecido”.

“El siguiente paso es avanzar con otro programa que refleje lo que Argentina necesita para calmar su economía”, dijo.

El gobierno y los principales grupos de acreedores llegaron a un acuerdo este martes en el proceso de reprogramación de la deuda emitida en virtud del derecho internacional, y en este marco se acordó una prórroga hasta el próximo 24 de agosto para completar el acuerdo.

El acuerdo alcanzado con los tenedores de bonos – reportado oficialmente por el gobierno a las 3:00 de esta mañana – implica ciertos cambios económicos con respecto a la última oferta presentada a la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (SEC) el 6 de julio.

Basándose en los cálculos del mercado, la oferta representa un promedio de 54,9 dólares por cada 100 dólares de deuda principal a entregar a cambio del valor actual de los nuevos bonos.

En el nuevo plan, los bonos globales emitidos a partir de 2016 en particular tendrán un valor de rescate promedio de 53,6 dólares, mientras que los bonos emitidos en virtud de los canjes de 2005 y 2010 tendrán un valor de rescate promedio de aproximadamente 58,7 dólares por cada 100 dólares de deuda nominal.

Los cambios que está realizando el Ministerio de Economía en la propuesta presentada el 6 de julio del año pasado no implican un mayor desembolso de los pagos previstos, sino más bien una mejora del perfil del flujo de efectivo de las reclamaciones de los tenedores de bonos mediante el adelanto de ciertos pagos de intereses y capital.

De esta manera, la nueva propuesta mantiene la estructura general que prevé la emisión de 13 bonos en euros y dólares con vencimientos entre 2028 y 2046, a los que se añaden los títulos específicos con vencimiento en 2030 para el pago de los intereses devengados.

Al anunciar el acuerdo, el Ministerio de Economía destacó que los cambios acordados a la propuesta del 6 de julio se hicieron “sin aumentar el monto total de los pagos de capital o intereses a los que se compromete la Argentina y sin mejorar el valor de la propuesta para la comunidad de acreedores”.

Entre los beneficios del acuerdo están el ahorro de dólares y también de pesos en los primeros años, así como la posibilidad de aclarar los vencimientos.

AFG