Skip to content

Carlos Mesa: “Esta vez no habrá fraude, pero el MAS amenaza con la violencia en Bolivia si no gana o no se reconoce su triunfo

El candidato de la Alianza del Centro Comunitario de Ciudadanos busca ganar la presidencia en las elecciones de este domingo. Pero es probable que se enfrente a Luis Arce en una votación.

Carlos Mesa:

Carlos Mesa: "Esta vez no habrá fraude, pero el MAS amenaza con la violencia en Bolivia si no gana o no se reconoce su triunfo

Carlos Mesa está buscando un partido de vuelta. Un año después del fracaso de las elecciones en Bolivia, que terminaron con la anulación de una sospecha de fraude y desencadenaron una profunda crisis política, el ex presidente de centro-derecha se alegra ahora de llegar al palacio de gobierno. Está convencido de que está muy cerca de su objetivo, aunque no pueda celebrarlo este domingo, pero tendrá que esperar a una segunda ronda, que está prevista para noviembre.

“Intentaremos ganar en la primera vuelta”, dice el ex presidente que gobernó Bolivia entre 2003 y 2005, en una entrevista sobre el Zoom con nuestras fuentes, al borde de una campaña atípica marcada por la pandemia del coronavirus, sacudida en las últimas semanas por las amenazas de posibles movilizaciones que podrían dar lugar a nuevos escenarios de violencia, como los que mancharon de sangre al país hace un año.

El candidato de la Coalición de Centros Comunitarios Cívicos ha declarado estos días que si llega a la presidencia intentará mejorar las relaciones con Argentina, después de un año de tensiones por la presencia del ex presidente Evo Morales aquí. “Tenemos problemas con Argentina que deben ser resueltos. Lamento que el presidente (Alberto) Fernández se haya equivocado en su lectura del gobierno del presidente (Jeanine) Áñez. Espero que esto pueda ser corregido”, dijo al periódico español El País. Y subrayó la importancia de restablecer un enlace de fluidos.

– Las encuestas muestran una estrecha brecha entre usted y el candidato del MAS. Luis Arce, y no está claro si habrá una segunda vuelta… Esto resulta en un escenario similar al del año pasado, cuando Evo Morales fue declarado ganador y usted afirmó que la diferencia era inferior a 10 puntos y que habría que hacer una votación.

– Está claro que la elección se define entre nuestra candidatura y la del movimiento por el socialismo. Apostamos hasta el último minuto por la victoria en la primera ronda. Y si hay una segunda ronda de votación, haremos todos los esfuerzos del mundo para ganar la elección. Creemos que tenemos una oportunidad, porque al menos el 60% de la población boliviana no quiere que el MAS vuelva al gobierno. Pero tenemos una diferencia fundamental con el MAS: Creemos que el Tribunal Supremo Electoral es independiente y serio, que hace un buen trabajo, que no está subordinado al ejecutivo, al legislativo o a los partidos políticos, lo que marca la diferencia del día a la noche con el Tribunal Electoral que gestionó el gigantesco fraude electoral bajo el liderazgo de Evo Morales. El año pasado, el tribunal electoral fue ocupado por militantes masistas.

“Al menos el 60% de la población boliviana no quiere que el MAS vuelva al poder”.

– ¿Cree que un resultado violento podría ser posible?

– El pueblo boliviano no llama a la violencia El votante quiere votar en paz y sabe que es una elección crucial. Pero hay una increíble y surrealista amenaza del MAS. Dice que cree que habrá fraude sin ninguna prueba. Y dice que movilizará a su gente para repetir el escenario de violencia que tuvimos hace unas semanas para fijar la fecha de las elecciones, con bloqueos, y por supuesto el escenario de violencia que el MAS promovió después de que Evo Morales huyera del país. Esa es nuestra principal preocupación. Una vez más, un partido político, el MAS, sin vocación democrática, cree que las elecciones valen la pena cuando ganan, pero no cuando pierden.

– Hace un año fue usted quien informó de la posibilidad de fraude antes de las elecciones …

-El año pasado hubo un fraude que bloqueó completamente el esquema político. El Sr. Morales ha creado una crisis política que debemos resolver en esta elección. Ahora el problema no es el riesgo de fraude. No habrá fraude. Después de los resultados de las elecciones, pueden quedar tres fuerzas políticas para determinar cómo se gobernará el país en caso de una segunda ronda de votaciones. Hay una diferencia. Pero uno de los protagonistas dice sin razón y sin fundamento que habrá fraude, y amenaza que si no gana las elecciones o no se reconoce su triunfo, pondrá a la gente del MAS en las calles. Está amenazando con tomar la democracia por la fuerza otra vez.

– Aunque es el candidato elegido por Evo Morales y ha sido ministro de su gobierno durante la mayor parte de su mandato, Luis Arce ha tratado de mostrar cierta distancia con el ex presidente y asegura que no será una “marioneta” cuando llegue al poder. ¿Crees que realmente tomará una postura diferente?

– Arce dijo que si no gana, es porque hubo fraude. Eso no lo distingue en absoluto de Evo Morales, reacciona igual que Evo Morales: “Gano o gano”. Como no puede cometer fraude porque ya no controla el poder ejecutivo, llevará a cabo la amenaza de poner a su gente en la calle. Si eso sucede, podríamos encontrarnos en una situación complicada en los días inmediatamente posteriores a la elección. Pero reaccionaremos con un sentido democrático y pasivo, no reaccionando a la provocación.

Luis Arce “reacciona igual que Evo Morales: ‘Yo gano o yo gano’. Como no puede cometer fraude porque ya no controla al ejecutivo, amenaza con poner a su gente en la calle.

– ¿Cuáles serán sus prioridades cuando llegue al poder?

– Somos el único candidato con vocación de reconciliación nacional, reconocimiento de los demás y un compromiso muy firme de continuar la lucha contra la discriminación y el racismo. Esto debe hacerse en diálogo con las bases de la sociedad. Hemos hablado con varias organizaciones sociales, sindicales y vecinales, lo que nos permitirá romper gradualmente esta polarización. Y a través de una alianza política que nos permita gobernar. Tendremos que construir una mayoría en la Asamblea Legislativa para enfrentar al MAS democráticamente.

– ¿Qué medidas concretas propone?

– Hay un imperativo, a saber, la crisis post-coronavirus. Hay que recuperar el sentido republicano de la nación boliviana, la separación de poderes, el respeto a la institucionalidad, la garantía de transferencia de poder, la seguridad jurídica, la promoción de la inversión privada, sin destruir el Estado, sin privatizaciones innecesarias y sin nacionalizaciones innecesarias. Dejemos que el sector privado juegue un papel importante junto al Estado. La recuperación económica de esta brutal crisis y el gigantesco déficit, la caída del PIB, deben resolverse inyectando liquidez en la economía, y esto es una prioridad urgente. Y hay otra prioridad urgente, la salud. Hemos llegado a un punto en el que la curva de infección apunta hacia abajo, hemos reducido significativamente el número de personas infectadas y el número de muertes, lo que ha desactivado la crisis en los hospitales. Pero tenemos la posibilidad de una segunda ola, y debemos estar preparados para ella.