Skip to content

Coronavirus: en vista del aumento de casos, Bolivia extiende la cuarentena por otro mes

El país ha acumulado 2.977 muertes y más de 76.000 infecciones confirmadas entre sus 11,5 millones de habitantes.

Coronavirus: en vista del aumento de casos, Bolivia extiende la cuarentena por otro mes

Coronavirus: en vista del aumento de casos, Bolivia extiende la cuarentena por otro mes

El gobierno de transición de Bolivia decidió extender la cuarentena por un mes más hasta agosto, ya que el número de casos de COVID-19 está aumentando en el país, que tiene 2.977 muertes y 76.789 infecciones confirmadas entre sus once millones y medio de habitantes.

Las autoridades de transición emitieron un decreto el viernes que prevé una “extensión de la duración de la cuarentena nacional condicional y dinámica hasta el 31 de agosto de 2020”, dijo a los medios de comunicación el ministro de la presidencia de transición, Yerko Núñez.

El decreto, junto con otros dos decretos, fue aprobado en una reunión entre la presidenta interina Jeanine Áñez y sus ministros en la ciudad de Santa Cruz.

“La curva este mes de agosto será muy alta, por lo que es conveniente que podamos mantener la cuarentena de acuerdo a las disposiciones establecidas por los gobiernos municipales y departamentales en coordinación con el nivel central del estado”, explicó Núñez.

La cuarentena “condicionada y dinámica” implica la aplicación de restricciones que pueden ser relajadas o reforzadas dependiendo del curso de la enfermedad en cada municipio.

Bolivia ha declarado una emergencia sanitaria y un desastre público para combatir la enfermedad, con una cuarentena que se ha extendido en fases según un mapa de riesgo del nuevo coronavirus en cada comunidad y región del país.

La propia presidenta Áñez superó la enfermedad y reanudó sus funciones públicas esta semana tras ser aislada en la residencia oficial de La Paz. El país se encuentra en una de las etapas con más infecciones de la enfermedad desde que se detectaron los primeros casos a principios de marzo.

En julio, el país tuvo su mayor registro de infecciones y muertes hasta la fecha, con un registro diario de más de 2.000 casos confirmados el día 18 y 88 muertes el día 29.

Las principales ciudades de Bolivia están saturadas de casos de personas que mueren por síntomas de la enfermedad en las calles o en sus casas, en centros de salud y cementerios, para atender a los enfermos y enterrar o incinerar a los que han muerto bajo COVID-19.

Además de estos problemas, en los últimos días se ha producido una escasez de oxígeno médico, por lo que el gobierno de transición también adoptó un decreto para facilitar la importación de oxígeno médico, dijo el Ministro de Defensa interino, Fernando López, que también ocupa el cargo provisional de Ministro de Salud.

El gobierno interino y la mayoría parlamentaria del Movimiento por el Socialismo, el partido del ex presidente Evo Morales, mantienen su postura política sobre la adopción de leyes para dotar de más recursos al sistema de salud.

Fuente: EFE