Skip to content

Coronavirus: Italia se acerca a los 3.000 casos por día, con 700 muertes diarias previstas para Navidad

El gobierno decidió extender el estado de emergencia hasta el próximo año. Y hace obligatorio el uso de barbijos en los espacios abiertos.

Coronavirus: Italia se acerca a los 3.000 casos por día, con 700 muertes diarias previstas para Navidad

Coronavirus: Italia se acerca a los 3.000 casos por día, con 700 muertes diarias previstas para Navidad

El gobierno italiano ha ordenado la prolongación de la emergencia nacional hasta el 31 de enero y el uso obligatorio de protectores bucales también en lugares abiertos, para ser aprobado por el Parlamento el miércoles. Los últimos datos muestran que en las últimas 24 horas en Italia, los casos de Coronavirus han aumentado a 2.677 (desde los 2.257 del lunes) y las muertes a 28 (16 el día anterior), un total de 38.030 muertes desde que comenzó la pandemia el 21 de febrero.

Además, se tomaron 99.742 hisopos nasofaríngeos y se curaron 1.418, con 60.134 infecciones activas.

El Ministro de Salud, Roberto Speranza, compareció ante el Parlamento para explicar las nuevas medidas en vista del empeoramiento de la situación después de nueve semanas de expansión continua de Covid-19.

700 muertes por día

Mientras tanto, el científico Andrea Crisanti, virólogo y microbiólogo de la Universidad de Padua, declaró que “en el contexto actual, el virus se triplica cada cinco días.

Crisanti, cuyas opiniones son ampliamente seguidas porque siempre tiene razón, dijo que con la actual tendencia del virus a propagarse rápidamente, “podría llegar a 15.000 infecciones a principios de noviembre y 40.000 en Navidad, con un total de entre 500 y 700 muertes por día”.

Crisanti dijo que “no podemos correr tras el virus, podemos anticiparnos a él”. Otro científico, Nino Contaballota, presidente de la Fundación Gimbe, dijo que “el virus está al menos tres semanas por delante de nosotros”.

El Ministro Speranza recordó al Parlamento que “Italia está mejor que otros países europeos en este momento”. “Junto con Alemania, es la que mejor apoya la lucha contra la segunda ola que ha comenzado, pero no debemos hacernos ilusiones”.

En las últimas nueve semanas, sin embargo, el número de personas infectadas, muertas y hospitalizadas ha aumentado, aunque la situación sigue estando bajo control.

Italia fue el país más afectado por la pandemia en Europa, con dos meses infernales en marzo y abril. El número actual de muertos es de 36.002, la mayoría de ellos en el punto álgido de la devastación de los Covid.

Italia logró contener el virus después de una estricta cuarentena, introducida a partir del 3 de mayo, que logró disminuir todas las curvas epidémicas hasta julio, convirtiéndose en el país europeo más virtuoso.

multas de 3000 euros

Speranza anunció que un decreto del gobierno requerirá que todos los residentes italianos usen una barbijo incluso en el exterior. El que viole esta disposición será multado hasta 3000 euros.

Por otra parte, el gobierno extenderá el estado de emergencia hasta el próximo enero, con la aprobación del Parlamento.

Speranza informó al legislador que el número de casos de internos con síntomas había “saltado” y ahora se encuentra en 3487. El número de pacientes críticamente enfermos en cuidados intensivos también ha aumentado a 323. Eso está muy lejos de los 4.068 del 2 de abril, pero el número está creciendo constantemente.

Edad media: 41 años

El Ministro subrayó que la edad media de las personas infectadas ha disminuido considerablemente, de casi 70 años en la fase aguda de la epidemia a 41 años en la actualidad.

La impresión de los médicos y científicos es que una buena proporción de las infecciones se produjeron en el verano en el entorno familiar. Los jóvenes, a quienes les gusta moverse, bailar y pecar, se han contagiado entre ellos y también a sus familiares.

Speranza dijo que además de usar la barbijo, las distancias de seguridad de un metro y medio deben mantenerse en lugares abiertos.

El gobierno está a punto de anunciar medidas para restringir las fiestas privadas, las reuniones en parques y al aire libre. También introducirá más restricciones en las ceremonias, reduciendo el número de personas que asisten a bautismos y matrimonios”. También recordó la necesidad de ser “responsable de la higiene”, principalmente mediante el lavado continuo de las manos.

El Ministro de Salud dijo que Italia tiene actualmente 45 personas infectadas por cada 100.000 habitantes, una cifra óptima en comparación con España (319), Francia (246), los Países Bajos (243), Bélgica (220) y el Reino Unido (163).

“Pero sería erróneo asumir sobre la base de estas cifras que ya no estamos en peligro.

El gobierno decidió no imponer el cierre anticipado de bares y restaurantes.

La situación en las escuelas

En lo que respecta a las escuelas, Speranza dijo que el número de personas infectadas es bajo. Se anunció que 1.240 estudiantes, 394 profesores y 116 empleados no docentes estaban infectados, lo que provocó el cierre parcial de las actividades escolares.

El Ministerio de Instrucción Pública informó que los porcentajes eran del 0,04% de los maestros y del 0,022 de los estudiantes. Estos cálculos fueron cuestionados por la prensa, ya que no se disponía de datos concretos sobre el número de estudiantes, profesores y catedráticos que se habían sometido a frotis nasofaríngeos, lo que permitiría determinar el alcance exacto de las infecciones”.

Para esta segunda ola de la pandemia en Italia, que ya ha comenzado, los científicos están elaborando cuatro escenarios y proponiendo una serie de medidas sanitarias si la situación empeora.

Al más alto nivel, prevén el cierre de escuelas y universidades, el cierre de edificios comerciales y la creación de “zonas rojas” si la epidemia escapa al control en algunas zonas del país.

En las últimas nueve semanas, las infecciones se han extendido rápidamente al sur del país y Campania (la capital de Nápoles) es ahora la región que más sufre de las infecciones. En la primera fase aguda, las regiones del norte industrializado y rico del país fueron las más afectadas: Lombardía, Véneto, Piamonte, Marcas, Liguria, Emilia-Rumanía.

El sur, sin infraestructuras

Sin embargo, este cambio geográfico en la propagación de la epidemia es motivo de gran preocupación, ya que las regiones del sur de Italia no cuentan con las avanzadas y numerosas estructuras sanitarias del centro-norte de Italia.

Según Walter Ricciardi, asesor del Ministro de Sanidad, no hay una segunda ola porque “la primera ola nunca terminó, así que creo que estamos frente a la primera ola, que está en alza otra vez”.

Las recomendaciones de los científicos en los cuatro escenarios de la crisis sanitaria insisten en la necesidad de seguir los rastros de la infección, una tarea difícil en el sur de Italia, donde no hay suficiente personal para realizar los hisopados nasofaríngeos y pocos laboratorios para procesarlos.

El Gobierno italiano está decidido a hacer todo lo posible para evitar la necesidad de declarar una nueva cuarentena a nivel nacional, que tendría consecuencias desastrosas para la economía.

A nivel de base, crece el temor sobre el desarrollo de la crisis de la pandemia y su impacto en el trabajo. Una encuesta mostró que ocho de cada diez italianos están muy preocupados. El 78% de los encuestados dijeron que habían tomado conciencia de la fragilidad de su situación económica en las últimas semanas, especialmente en vista de la pérdida de sus empleos.

Las clases sociales medias y bajas encuestadas destacaron el impacto negativo “en el espíritu comunitario”, el poder adquisitivo y la situación psicológica. Estas cuestiones superan la salud y la homogeneidad de la familia.

Los italianos también temen que una nueva y más grave crisis de salud tenga un impacto negativo en las tensiones sociales.

El espectro del coronavirus también afecta a los sueños: según otra encuesta, es el protagonista del 55% de las pesadillas.

Roma, Corresponsal

ap