Skip to content

Kidon, la misteriosa unidad especial del Mossad israelí que mató al número 2 de Al Qaeda en un barrio de Teherán

Revelan que este equipo de élite, con información de la CIA, localizó al líder terrorista en un barrio de la capital iraní y le disparó a él y a su hija. Cómo opera la unidad.

Kidon, la misteriosa unidad especial del Mossad israelí que mató al número 2 de Al Qaeda en un barrio de Teherán

Kidon, la misteriosa unidad especial del Mossad israelí que mató al número 2 de Al Qaeda en un barrio de Teherán

El 7 de agosto, en un solitario pasaje del exclusivo barrio de Pasdaran en Teherán, dos hombres esperaron pacientemente a Abu Muhammad al-Masri y su hija, que pasaban en su Renault Logan como de costumbre, y los mataron con dos balas cada uno: la marca del Mossad.

Sólo ahora se sabe que ambos asesinos pertenecen a Kidon, el equipo de ejecución del servicio secreto israelí, que trabaja con gran eficiencia y un esquema operacional muy preciso.

Al Masri, de 58 años, fue el número dos de la red terrorista Al Qaeda (o lo que queda de ella) después del líder Ayman al Zawahri. Su hija Maryam, de 27 años, era la viuda de Hamza bin Laden, el hijo de Osama bin Laden, que ya había sido asesinado el año pasado por una unidad antiterrorista estadounidense.

Las autoridades estadounidenses que proporcionaron la logística de inteligencia creyeron que Maryam había sido entrenada para ocupar un puesto clave en la organización terrorista, y por lo tanto estaba involucrada en el golpe.

Según los estadounidenses, ambos habían estado viviendo bajo la protección de las autoridades chiítas iraníes durante cinco años, aunque Teherán ha mantenido durante mucho tiempo la hostilidad hacia estos grupos extremistas suníes.

Esto fue aparentemente parte de un acuerdo después de un intercambio de prisioneros. Al-Qaeda había liberado a un diplomático iraní que había sido secuestrado en el Yemen a cambio de cinco líderes de esa organización en poder de Irán. Al Masri y su hija, no está claro por qué, quedaron bajo la protección de Teherán.

Después de los pasos

El gobierno iraní negó esto categóricamente, y hubo dos puntos clave En primer lugar, no podía ver que los principales representantes de Al-Qaeda estaban en el país. Segundo, nunca admitirían que un equipo de espionaje israelí pudiera operar en su territorio.

Sin embargo, se filtró en los medios iraníes que había habido un crimen esta semana, aunque fue presentado como un asunto policial. Las víctimas fueron presentadas como Habib Daoud y su hija, ambos libaneses.

La realidad era diferente. Los agentes de inteligencia de los Estados Unidos, junto con los israelíes, habían estado persiguiendo a al-Masri, que era una de las personas más buscadas por el FBI porque fue uno de los planificadores de los ataques a las embajadas de los Estados Unidos en Kenya y Tanzanía en 1998.

Un detalle: Al Masri fue asesinado el 7 de agosto, el 22º aniversario de estos ataques.

La información sobre esta operación salió a la luz esta semana y fue transmitida a los medios de comunicación por los servicios secretos de EE.UU. Se cree que a las células que operan en Irán se les dio tiempo suficiente para salir del país.

Kidon es uno de los grupos más secretos de la inteligencia israelí. Se sabe que empezó a funcionar a mediados de los años 60 y su misión es ejecutar a terroristas o agentes extranjeros que representen una amenaza para Israel.

Una de sus primeras tareas fue vengar la masacre de Munich en la que 11 olímpicos israelíes fueron asesinados por miembros de la Organización de Liberación de Palestina.

Según la revista Special Ops, Kidon tiene actualmente unos 80 miembros entrenados para operar en cualquier área y bajo cualquier circunstancia, incluso en los países más hostiles.

Su entrenamiento toma alrededor de dos años y son entrenados en bases establecidas en el desierto del Neguev. Sólo después de que se complete este proceso se integrarán en sus unidades.

Operaciones Especiales señala que los agentes no permanecen en Kidon por mucho más de dos años debido a la “naturaleza” de sus misiones y las secuelas.

Las células Kidon, compuestas por hombres y mujeres, a menudo pasan largos períodos de tiempo en los lugares de sus misiones para reunir información sobre sus objetivos.

Los equipos de ataque

estarían compuestos por miembros que realizan diferentes funciones. Reconocimiento (localiza el objetivo y determina su rutina); logística (determina la ruta, los vehículos y la intersección); asistencia (conduce, ayuda en varias tareas y se retira) y asesino (responsable de ejecutar el objetivo).

Se informa que un equipo de esta unidad ha matado a Al-Masri y a su hija en un callejón de Teherán.

Rusia según Trump: una conspiración entre un misterioso profesor espía, las autoridades italianas y Barack Obama

Compártelo: