Skip to content

Los cubanos que votaron por Donald Trump quieren cuatro años más de presión sobre Cuba

Fueron la clave del triunfo del presidente en el estado. Y esperan que continúe por cuatro años más para rodear al gobierno socialista de la isla.

Los cubanos que votaron por Donald Trump quieren cuatro años más de presión sobre Cuba

Los cubanos que votaron por Donald Trump quieren cuatro años más de presión sobre Cuba

Los cubanos que votaron por el presidente Donald Trump, parte esencial de su victoria en la Florida al detener a Joe Biden en el importante y tradicionalmente democrático distrito de Miami-Dade, ahora esperan conseguir cuatro años más en la Casa Blanca para terminar su política de presión sobre el gobierno cubano.

Después de las celebraciones nocturnas en la Calle Ocho en la Pequeña Habana, los líderes del exilio y los ciudadanos ordinarios de esta comunidad única en el universo latino de los EE.UU. piensan en declaraciones a Efe sobre lo que podría suceder si Trump es reelegido.

“Este régimen (de Cuba) sólo sale del poder bajo una presión sostenida”, dice Orlando Gutiérrez, jefe del Directorio Democrático Cubano, una organización dentro de la Asamblea de la Resistencia Cubana.

El exilio cubano ha recobrado fuerza desde que Trump llegó a la Casa Blanca y comenzó a desmantelar la normalización de las relaciones con Cuba anunciada por Barack Obama en 2014 de acuerdo con el entonces presidente cubano Raúl Castro.

El senador republicano Marco Rubio, nacido en Miami de padres cubanos en el exilio, es considerado la voz que inspira a Trump en sus esfuerzos por presionar al régimen fundado por Fidel Castro hace más de 60 años.

Rubio escribió en Twitter en respuesta a los mensajes de los usuarios que dudaban de la victoria de Trump en un distrito de Texas de que “una coalición laboral multiétnica” había logrado reducir el liderazgo demócrata en Miami-Dade de los 30 puntos que Hilary Clinton le quitó a Trump en 2016 a poco más de 7 puntos.

Trump venció a Biden en Florida por 3,5 puntos, según el aún indeterminado recuento oficial de las elecciones presidenciales del martes, en las que aún no hay un claro ganador.

No sólo los cubanos votaron por Trump en Miami-Dade, sino también los venezolanos, nicaragüenses, colombianos y otros latinos que lo ven como un luchador contra el socialismo y a favor de los conservadores con los muchos antecedentes que coexisten en una sociedad tan diversa.

El entusiasmo electoral que capturó a los floridanos en esta elección y llevó a las urnas a personas que nunca antes se habían interesado en ejercer este derecho también puede haber tenido un impacto.

Esta elección superó con creces la participación de 2016. El Departamento de Elecciones de Florida lo estimó provisionalmente en un 76,7 por ciento hoy.

¿Fueron los cubanos?

El grupo “Cubanos por Biden”, que durante la campaña trató de minimizar las advertencias de Trump de que los EE.UU. serían socialistas con Biden, dijo el miércoles en Twitter que no fueron los cubanos los que detuvieron a Biden, sino el Post.

Una investigación encontró que el 27,5 por ciento de las boletas postales de Miami-Dade no fueron entregadas a tiempo a las autoridades electorales y se perdieron según la ley de Florida.

“Creo que la mayoría de la comunidad se ha movilizado de diferentes maneras”, dijo Gutiérrez cuando Efe preguntó si eran los cubanos o no.

En su opinión, “la comunidad de exiliados cubanos votó masivamente en bloque contra el retorno de la política de Obama hacia Cuba (…) El mensaje no puede ser más claro: Queremos un cambio real en Cuba, no aperturas hacia la tiranía comunista”.

En respuesta a las preguntas de Efe sobre el costo de las sanciones y medidas de triunfo para los cubanos en la isla, señaló que “la apertura económica hacia este régimen no ayuda al pueblo cubano, sino que alimenta a sus opresores”.

“Los que mejor conocemos este sistema somos los que lo hemos sufrido. Debe continuar uniendo la política estadounidense sobre Cuba con la realización de la libertad, de lo contrario no beneficiará al pueblo. Por eso una política cubana como la de los Obama, que ignora el exilio cubano, está condenada al fracaso”, concluye.

Luis Madiedo, un desarrollador de sistemas informáticos de Miami-Dade, está de acuerdo con Gutiérrez y está “muy contento” por la victoria del presidente en Florida.

“El voto en Cuba fue importante porque ahora están más convencidos de que la línea demócrata no va a ninguna parte. Los cubanos saben exactamente a dónde lleva esta línea, que está cerca del socialismo”.

Calixto Domínguez, doctor en biotecnología, cree que el “voto latino fue crucial” para que Trump ganara en ese estado.

“Bueno, creo que muchos cubanos, venezolanos y colombianos votaron por Trump porque creyeron en la campaña que Biden llamó comunistas (…) No veo el comunismo de Biden en ninguna parte”, dijo.

Domínguez cree que “la campaña de mentiras de Trump fue bastante efectiva en ese sentido y la pasión funcionó.

La activista opositora cubana Rosa María Payá, que se encuentra en Miami, espera que “el ganador de estas elecciones en Estados Unidos siga presionando a los dictadores en solidaridad con el pueblo cubano, que también reclama su derecho a decidir”.

Fuente: EFE

PB