Skip to content

México sortea desde el avión presidencial y “no es broma”: claves de un sorteo que generó controversia

Empezó como algo divertido. Y terminó en burla y controversia. Pero este martes, el barco se sortea en la Lotería Nacional.

México sortea desde el avión presidencial y

México sortea desde el avión presidencial y "no es broma": claves de un sorteo que generó controversia

Lo que comenzó como un evento en enero se concreta este martes, aunque de manera simbólica: la rifa del avión del presidente mexicano, una de las promesas más importantes del presidente en ejercicio Andrés Manuel López Obrador.

Desde la burla a las redes sociales hasta la crítica al espectáculo político, estas son las cinco claves que explican las turbulencias provocadas por el sorteo, que tiene lugar esta tarde en la sede de la Lotería Nacional.

1er #NoBroma

La etiqueta #NoBroma se convirtió en una tendencia el 17 de enero cuando el presidente anunció la rifa como una de las cinco opciones, incluyendo venderla a un americano anónimo, intercambiarla con Washington por equipos médicos, ofrecerla “en partes” a 12 empresas mexicanas y alquilarla por horas.

Después de confesar que disfrutó de los memes en los que los ciudadanos bromeaban sobre lo que harían con el avión, López Obrador mostró el diseño del boleto de la rifa 10 días después.

Para demostrar su seriedad, en marzo el presidente compró el primer boleto con el número 0.000.000 por el valor de 500 pesos (casi 24 dólares).

2. El premio simbólico

Aunque inicialmente consideró la posibilidad de rifar el avión entre los ciudadanos, más tarde corrigió que iba a rifar el equivalente en efectivo.

La lotería simbólica del avión repartirá así 100 premios de 20 millones de pesos cada uno (casi 950.000 dólares), lo que supone un total de 2.000 millones de pesos (casi 95 millones de dólares).

El avión permanecerá en el hangar del Presidente en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

3. las características y el futuro del avión

El Boeing 787 está estimado por la ONU en 130 millones de dólares, por lo que López Obrador lo ha calificado como un ejemplo del derroche del “período neoliberal”.

Para su segundo informe de gobierno este mes, el presidente mostró un video del avión con capacidad para 80 pasajeros, internet de alta velocidad, cuatro secciones, una oficina, una sala “king-size”, una ducha, una sala de reuniones y un área VIP.

Construido en 2010, el avión ha completado casi 1.700 horas de vuelo, tiene 56 metros de largo, alcanza una velocidad de más de 900 kilómetros por hora, una altitud de 13.000 metros y más de 14 horas de vuelo ininterrumpido.

Aunque dijo en julio que había dos compradores e incluso un adelanto de 1 millón de dólares, el presidente no especificó el progreso de su venta.

Lotes La Lotería Nacional dispuso de un total de 6 millones de cachitos a 500 pesos cada uno (casi 24 dólares), lo que significaría una recaudación total de 3.000 millones de pesos (142,4 millones de dólares).

El presidente ha prometido que el dinero recaudado se utilizará para equipar los hospitales donde “los pobres son tratados”.

Cada equipo de médicos recibirá una placa con las palabras “Recursos recibidos a través de la rifa de aviones del Presidente”. La contribución del pueblo en 2020″.

Sin embargo, la noche anterior al sorteo, más del 30% de los boletos aún estaban a la venta, confirmó la Lotería Nacional.

Sin embargo, el presidente celebró este lunes que con lo que se está vendiendo actualmente -el equivalente a unos 2.090 millones de pesos (unos 200 millones de dólares)- el valor del precio ya está cubierto.

Ese mismo martes, celebró que había habido “colas” para comprar más boletos en las últimas horas, y agradeció a los que habían decidido jugar.

5. la crítica

Por estas razones, los políticos de la oposición han acusado al presidente de organizar un espectáculo mediático porque no se vendió.

También han criticado el hecho de que las entradas no se hayan agotado.

La controversia se calentó este fin de semana cuando el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) distribuyó entradas a 951 hospitales públicos, a pesar de que los ingresos se destinaron precisamente a la compra de equipos médicos.

Además, los miembros del partido del Presidente, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), anunciaron que venderán entradas frente a la Cámara de Diputados.

Por otro lado, los secretarios de estado anunciaron la venta de “cachitos” en sus redes sociales, acusándolos de presionar a los funcionarios para participar en el sorteo.

Pedro Pablo Cortés, EFE

ap