Skip to content

Perú termina su cuarentena con casi 10.000 muertes y 286.000 infecciones de coronavirus

El confinamiento continuará en siete regiones de los 25. Las fronteras internacionales no se abrirán y no se levantarán los toques de queda nocturnos.

Perú termina su cuarentena con casi 10.000 muertes y 286.000 infecciones de coronavirus

Perú termina su cuarentena con casi 10.000 muertes y 286.000 infecciones de coronavirus

El Perú completó una cuarentena nacional de 107 días con 285.213 infecciones de coronavirus acumuladas y 9.677 muertes, mientras que se está preparando un nuevo paquete de medidas económicas para continuar la recuperación económica.

A partir del miércoles 1 de julio, terminará la cuarentena para 18 de las 25 regiones de Perú. Perú fue el primer país de América Latina en imponer una cuarentena general y obligatoria para toda su población el 15 de marzo, cuando había pocas pruebas de infección por coronavirus en 71 personas.

Sólo siete regiones (Arequipa, Ancash, Ica, Junín, Huánuco, San Martín y Madre de Dios), donde las infecciones siguen aumentando, permanecen oficialmente en cuarentena hasta el 31 de julio.

En el resto del país, sólo deben permanecer en cuarentena las personas mayores de 65 años, los niños menores de 14 años y las personas con enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial o los problemas coronarios, que podrían poner en peligro la vida si se infectan con el coronavirus.

El levantamiento del confinamiento no significa todavía la apertura de las fronteras internacionales o el fin de los toques de queda nocturnos, que se aplicarán de 22:00 a 4:00 hora local en las regiones, que volverán a la normalidad para cada día de la semana.

En una comparecencia desde el palacio de gobierno en Lima, el Presidente del Perú, Martín Vizcarra, hizo un llamado a la población para que no se queje por el fin de una cuarentena que no ha sido respetada por mucho tiempo en muchas regiones y áreas populares de Lima.

“No puede haber espíritu de triunfalismo. Creo que hemos gastado el 50% de este esfuerzo. El virus sigue entre nosotros y no desaparecerá hasta que se encuentre una vacuna. Este no es un mensaje para sacar a todo el mundo. Depende de ellos salir si tienen alguna necesidad”, explicó Vizcarra en su tono didáctico habitual.

El Presidente recordó a los asistentes que el uso de barbijos es obligatorio cuando se camina por la calle, así como la obligación de lavarse las manos con frecuencia y mantener una distancia de al menos un metro de las demás personas.

También recomendó que los empleados que puedan seguir trabajando desde casa, sigan haciéndolo en modo de teletrabajo y eviten moverse a las ciudades en la medida de lo posible.

“El éxito depende de todos. Juntos ganaremos esta guerra contra COVID-19 . Estamos haciendo progresos. El camino es largo, pero somos conscientes del objetivo que traerá el progreso para todos los ciudadanos. Alcanzaremos la meta, pero no nos confiemos demasiado”, subrayó Vizcarra.

El último informe del Ministerio de Salud mostró que se acumularon un total de 285.213 casos de COVID-19, con 2.848 nuevas infecciones en las últimas 24 horas, mientras que el número de muertes llegó a 9.677, con 173 muertes en el último día.

Por segundo día consecutivo, el número de nuevas infecciones fue inferior a 3.000 casos. De las 18.000 pruebas realizadas el lunes, el 15,7% fueron positivas.

Vizcarra señaló que en la actualidad hay más de 174.000 personas que han logrado vencer el virus CoV-2 del SRAS, lo que representa el 61% de los casos confirmados, mientras que 101.000 personas están activamente infectadas, lo que representa el 35% del total de personas afectadas.

El jefe de Estado atribuyó estas cifras alentadoras a la cuarentena, que “evitó la rápida transmisión del virus”.

“Hemos comenzado a reducir su infectividad y esto nos ha dado tiempo para aumentar y mejorar la capacidad de los hospitales”, dijo.

El levantamiento de la cuarentena coincidirá este miércoles con el inicio de la tercera de las cuatro fases de recuperación económica que el gobierno planea implementar para restaurar la normalidad y amortiguar una recesión en el producto interno bruto (PIB), que se estima en alrededor del 14% este año.

Así, el ejecutivo lanzará un nuevo paquete de medidas económicas para impulsar el turismo interno, ya que en esta fase se reanudará el transporte interprovincial de pasajeros, tanto por aire como por tierra, que ha estado suspendido desde el comienzo del cautiverio.

Así, el gobierno anunció este martes “el más importante apoyo económico en la historia del Perú para el sector turístico” con un Fondo de Apoyo Empresarial para pequeñas y medianas empresas turísticas (PYMES) por un valor de 500 millones de soles (unos 141 millones de dólares).

El fondo trata de movilizar préstamos del sistema financiero por 1.500 millones de soles (unos 422 millones de dólares). Esperamos que 20.000 empresas se beneficien de ello”, dijo Édgar Vásquez, Ministro de Comercio Exterior y Turismo.

También en los planes está previsto un fondo similar para el sector agrícola para la segunda mitad del año, así como subsidios para el transporte urbano de pasajeros, que en esta nueva normalidad sólo puede transportar pasajeros sentados. El gobierno planea distribuirles 10 millones de escudos de plástico.

Así, el Perú, el sexto país del mundo y el segundo de América Latina con los casos más confirmados de COVID-19, espera que su economía vuelva a funcionar casi plenamente en una fase final de recuperación económica si no se reabren sus fronteras.

Fuente: EFE